“Por falta de capacidad en Neuquén”

En el gobierno de Sobisch, mediante la gestión del director de Ganadería de la provincia, Horacio Pessolani, logramos comprar y exportar todas las cabras de descarte que ofrecieran. La preocupación de esa gestión era la gran densidad de cabras por hectárea y el peligro de desertificación de las tierras. Hoy debo ser el único interesado –o mejor dicho– en este negocio y les pregunto al Sr. Leandro Bertoya y a sus dependientes en el tema en qué prioridad y lugar de su agenda se encuentra esta industria. Sé que no es un negocio rentable como el petróleo, pero en el mundo muere mucha gente por falta de alimentos y en la provincia del Neuquén las cabras de descarte mueren en los campos por falta de capacidad de sus autoridades para organizar logísticamente su acopio y posterior comercialización. A su disposición, Sr. Bertoya, para lo que usted necesite. Utilizo este medio ya que se me hace imposible que me reciba aunque sea cinco minutos del tan importante y atareado tiempo que destina a esta rica provincia. Tomás Pirán, DNI 20.011.474 Neuquén

Tomás Pirán, DNI 20.011.474 Neuquén


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios