Por obra y gracia de Ramón

#

D'Alessandro le agradece a Díaz su dulce presente en San Lorenzo. "Sabe cómo tratarme...", dijo el "Cabezón".

Llegó desde España, agobiado por su mala relación con los diferentes técnicos que pasaron por Zaragoza, lo que le valió la imagen de jugador "conflictivo".

Parece que en San Lorenzo Andrés D'Alessandro ha encontrado su lugar en el mundo. Todo por obra y gracia de Ramón Díaz, según lo reconoce el propio jugador.

"Ramón es un fenómeno, una de las cosas por las que volví fue porque estaba él. Lo conozco, me conoce, sabe cómo tratarme. Si bien tengo una relación de jugador-técnico, siento un cariño especial por él, porque me dio la confianza en su momento en River, cuando era chico". Todo dicho.

La historia no comenzó fácil para el 'Cabezón'. "Al venir sin pretemporada y después con el tema de la lesión sabía que me iba a costar un poco. Y la verdad es que así fue, no tengo problemas en reconocerlo. Pero la única forma de agarrar ritmo era jugando", sostuvo el enganche.

Luego, el ex River contó que si bien pensaba que su paso por Europa iba a ser más largo fue una experiencia "muy positiva". "En estos 4 años creo que maduré y crecí como jugador", indicó. Y agregó que en el Wolfsburgo fue donde se sintió más cómodo: "Fue en el único club que me respetaron la posición desde que llegué. En cambio, en España e Inglaterra me tocó jugar por las bandas".

Y para el final dejó en claro que su ilusión y la de todo el equipo es ganar la Libertadores. "Ahora es a muerte, partidos de ida y vuelta. Me gustaría definir adentro, pero buen esta vez es al revés y vamos a tener que sacar una linda ventaja en casa para ir a tranquilos afuera", completó.


Comentarios


Por obra y gracia de Ramón