Postergan juicio por ausencia de las víctimas de violento asalto

En Bariloche, la audiencia por el hecho ocurrido en mayo del 2010 fue postergada para el 5 de agosto.

Toncek Arko

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB)- Ayer comenzó el debate de una causa de robo con armas que tiene como imputados a Wálter Guíñez y a Cristian Valenzuela, pero las secuelas de temor y angustia por la experiencia sufrida habría impedido que las víctimas se presenten a declarar ante la audiencia, que se suspendió hasta el 5 de agosto para que concurran, con amenaza de ser conducidos por la fuerza pública. El hecho a debatir ocurrió el 9 de mayo de 2010 en la ruta del Circuito Chico, en cercanías de la laguna El Trébol, cuando un vecino recibió la visita de un matrimonio y su hija y al abrirles la puerta ingresaron dos asaltantes armados que los amenazaron y los maniataron con alambres. Luego se apoderaron de una importante cantidad de dinero y armas, y de los demás elementos de valor que había en la casa, y cargaron en la camioneta Mitsubishi de los visitantes el producto del robo. La acusación refiere que Guíñez le dijo al dueño de casa que “un amigo que te tiene bronca te batió”, y luego de hallar un cargador le preguntó “dónde está la pistola, porque si la encuentro yo te mato”. Después de embolsar los 10 mil dólares que le entregó la víctima, Guíñez se enojó al encontrar otra suma importante de dólares en un maletín. Guíñez habría actuado a cara descubierta y fue reconocido por los damnificados, y una pericia científica estableció con certeza que el encapuchado que lo acompañaba era Cristian Valenzuela. porque dejó la impronta de su ADN en la colilla del cigarrillo que fumó durante el asalto. Libre por 12 horas En su descargo, Guíñez aseguró que cuando ocurrió el hecho estaba en Mar del Plata, adonde había viajado con un nombre supuesto, y agregó los billetes a la causa. Vale recordar que en abril de 2010 cumplía una pena de 11 años de prisión cuando le concedieron un permiso de salida por 12 horas, y no regresó a la cárcel. Pocas horas después comenzaron a suceder violentos delitos contra la propiedad que lo tuvieron como sospechoso, y ya fue condenado por dos de ellos a 8 y 6 años de prisión. El último, ocurrido cinco días después del que ahora se juzga, le manifestó a las víctimas que “matarían a su hijo de 3 años y les quitarían sus órganos”. La sentencia consigna que “dos de los autores llevaron al dueño de casa al dormitorio de su hijo, le apoyaron las armas de fuego en el cuello y en el estómago amenazándolo con matarlo si no les entregaba más dinero, y como aquél refirió que nada más tenía uno de los autores dijo: andá y matá al chico primero y vas a ver como larga la guita” En este caso el robo se prolongó durante 1:45 hora, y las víctimas debieron ser intimadas para que concurran a la audiencia, donde reiteraron con firmeza el reconocimiento de Wálter Guíñez como uno de los autores.

Cristian Valenzuela y Walter Guíñez, imputados por el violento asalto en Bariloche.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora