¿Qué dijeron las actrices hackeadas?

Hollywood

El escándalo estremecía el lunes a Hollywood y a las firmas tecnológicas: fotos de artistas posando desnudas como –aparentemente– Jennifer Lawrence, Kate Upton y Rihanna, fueron publicadas en internet en un ataque informático masivo.

Usuarios anónimos se ufanaron en las redes sociales de haber publicado imágenes de las estrellas del espectáculo posando desnudas, entre ellas la actriz de “Los juegos del hambre” y ganadora del Óscar Jennifer Lawrence, la cantante de hiphop Rihanna, la supermodelo Kate Upton, la cantante pop Avril Lavigne y la actriz de “Heroes” Hayden Paenettiere.

Otras aparentes víctimas del robo masivo –si bien no es claro que todas las fotos sean reales– fueron las actrices Amber Heard, Scarlett Johansson y Wynona Ryder. Algunos medios también mencionaron a Kaley Cuoco, Kate Bosworth, Keke Palmer y Kim Kardashian.

En seguida, comenzaron las acciones legales por parte de algunas artistas. “Esta es una flagrante violación de privacidad. Contactamos a las autoridades y irán detrás de cualquiera que publique las fotos robadas de Jennifer Lawrence”, dijo el agente de Lawrence a la prensa.

Otras, en cambio, niegan ser ellas las protagonistas de las imágenes como es el caso de la actriz Victoria Justice. “Esos desnudos que dicen que son míos son falsos”, escribió en Twitter la protagonista de la serie juvenil “Victorius”

Mary E. Winstead (de Destino final III),por su parte, escribió que esas son fotos viejas y privadas que no tienen interés para nadie más que para su pareja. “A aquellos que están mirando las fotos que tomé con mi marido hace años en la privacidad de nuestro hogar, espero que se sientan bien”, tuiteó. “Sabiendo que estas fotos fueron borradas hace mucho tiempo, solo puedo imaginar el esfuerzo retorcido que implicó hacer esto. Lo siento por todos aquellos que fueron víctimas de piratería”, añadió.

Luego, algunos importantes medios del entretenimiento escribieron al respecto y colocaron vínculos a las imágenes filtradas, pero las amenazas de demandas y la reacción airada del público que salió en defensa de las estrellas llevó a la prensa a retirar de inmediato estos vínculos.

La página de internet especializada en tecnología The Next Web reportó que los piratas informáticos habían hallado una grieta en el sistema de seguridad del servicio de Apple “Find my iPhone”, una aplicación que rastrea vía GPS los aparatos perdidos o robados.

Apple ya reparó esta supuesta grieta, indicó este informe, pero no a tiempo de evitar que las imágenes se difundieran entre la comunidad de “hackers”.

El tamaño de este ataque y el hecho de que haya apuntado a mujeres que están bajo la constante vigilancia de los medios reavivó en Estados Unidos el frecuente debate sobre la privacidad en línea y la misoginia en internet.

Esta filtración también representa un desafío de relaciones públicas para las empresas tecnológicas, que llevan años promocionando sus sistemas de almacenamiento en línea –como iCloud, DropBox y GoogleDrive– como un refugio donde los usuarios pueden guardar toda su informacion de una forma supuestamente muy segura.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora