«Que se calle y trabaje»

La diputada nacional kirchnerista, Diana Conti, consideró ayer que Carmen Argibay, integrante de la Corte Suprema, debería «callarse y trabajar con ahínco para su pueblo».

«Dos mil millones de pesos de presupuesto para el 2009; 1200 millones de pesos acumulados en los últimos tres años sin ejecutar. Sueldos promedio de 20.000 pesos, jornadas de medio día, vacaciones de 45 días al año, parecen no ser suficientes para un Poder Judicial que está en deuda con la sociedad. Deberían callarse y trabajar con ahínco para su pueblo», dijo Conti.

Carlos Fayt, ministro de la Corte, se sumó al pedido de Argibay. «No voy a contradecir una sola palabra, sino ratifico lo que enuncio», dijo ayer sobre las escalinatas del Palacio de Justicia, en Tribunales. Y reiteró: «No hay jueces, falta infraestructura, no hay locales, nosotros tenemos ese enorme problema».

«La Justicia tiene la obligación de ser un baluarte de la justicia y el derecho para cada uno de los procesados, y no que falten jueces. Hay una cantidad de subrogantes que no tienen calidad de jueces», denunció «.

El senador oficialista, Miguel Pichetto advirtió que la Justicia debe «hacerse cargo de su responsabilidad en la lentitud que afecta a los juicios por derechos humanos», y que «Argibay debería tener mayor prudencia y no pretender trasladar al Parlamento Nacional una responsabilidad que en esta materia no tiene».

El constitucionalista Daniel Sabsay opinó por su lado que «no corresponde» que la Presidenta «de manera tan frecuente opine sobre lo que hace la Justicia», y consideró «penoso» el «enfrentamiento entre titulares de Poderes» de la República, «más allá de quién tiene o no razón». (Télam y DyN)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios