Queja de España por la situación de Aerolíneas

#

El embajador español Estrella presentó la queja al gobierno.

BUENOS AIRES.- España transmitió al gobierno de Argentina su preocupación por lo que considera un "hostigamiento" y una operación de "desestabilización" contra los capitales españoles que controlan la compañía Aerolíneas Argentinas.

La inquietud fue presentada en la Casa Rosada -sede de gobierno- por el embajador español en Buenos Aires, Rafael Estrella, indicaron fuentes del gobierno español al periódico, según informó ayer "La Nación".

Los enviados de Madrid señalaron que la relación bilateral podría verse perjudicada por una salida forzada del grupo Marsans, principal accionista, de la compañía aérea.

Aerolíneas Argentinas padece desde hace años los efectos de medidas de fuerza impulsadas por gremios aeronáuticos que dificultan el normal servicio de la compañía. En las protestas, los sindicatos demandaban alzas salariales y se quejaban por falta de mantenimiento y otros conflictos gremiales.

Marsans difundió un comunicado en el que expresó su disposición a "argentinizar al máximo" la compañía de bandera y que aceptaría el ingreso de capitales argentinos.

En los últimos tiempos circularon numerosas versiones sobre el interés de inversionistas argentinos y extranjeros en comprar la compañía.

El embajador español se reunió con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández; el secretario de Transportes, Ricardo Jaime; y el vicecanciller, Victorio Taccetti, para transmitirles la preocupación del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, por la situación que atraviesa Aerolíneas Argentinas, señalaron las fuentes. "Hay mucha preocupación porque se interpreta que hay un movimiento de desestabilización de la empresa, que es muy representativa del empresariado español", declaró un funcionario español a "La Nación". El diplomático español fue categórico al advertir al gobierno argentino sobre las consecuencias que tendría una crisis en la compañía. "Una salida forzada de los capitales españoles no sólo perjudicaría a la empresa, sino también a la relación bilateral y la confianza del país en el exterior, empezando por España", afirmó Estrella. (DPA)


Comentarios


Queja de España por la situación de Aerolíneas