Quieren garantizar la provisión de agua

Cutral Co y Plaza Huincul firmaron un convenio con el EPAS



#

Andrea Vázquez

PLAZA HUINCUL (ACC).- Los dos municipios y el EPAS firmaron ayer un convenio que establece la creación de Ente Autárquico Intermunicipal de Servicios Públicos que se hará cargo de la distribución del agua. Antes, una comisión técnica evaluará la deuda que reclama desde hace tiempo el EPAS a las comunas; la fijación de un “precio justo y razonable” por el metro cúbico que se produzca en la meseta “Buena Esperanza”, situada en el río Neuquén, entre otras cuestiones. Los dos municipios por su parte, aportarán 2 millones de pesos que serán volcados a obras de infraestructura. Ayer, en el despacho de la intendencia de Huincul, el jefe comunal Juan Carlos Giannattasio, y sin presencia de la prensa, junto a su vecino Ramón Rioseco y el presidente del EPAS, Víctor Marecos firmaron un acta acuerdo que apunta a garantizar la provisión de agua potable a todos los habitantes de estas dos ciudades. Se fijó la creación de una comisión técnica que tiene que formarse con representación de los dos municipios, el organismo provincial y la subsecretaría de Planificación y Servicios Públicos. Es ese comité el que evaluará “alternativas” y “propondrá proyectos” para asegurar la llegada del agua a los pobladores, incluida la operación del acueducto Los Barreales. El EPAS quiere definir la situación planteada con el reclamo judicial que mantiene ante las dos municipalidades por la entrega del “agua potable en bloque” y la operación de la planta de tratamiento “Las Lagunas”. Esta demanda se tramita ante la fiscalía de Estado y era uno de los principales obstáculos para avanzar en este acuerdo. Otro de los puntos y que modificará la situación de los usuarios es la “fijación de un precio justo y razonable por metro cúbico que refleje las cuestiones económicas y sociales del sistema de producción de agua potable de Buena Esperanza”. Esto implicará a futuro el cobro de la provisión del líquido. Lo mismo ocurrirá para la planta de tratamiento de Efluentes Cloacales. El convenio sostiene que en 90 días, las comunas deberán crear un ente Autárquico Intermunicipal de Servicios de Provisión de Agua y Saneamiento. Ese organismo será el encargado de distribuir el agua potable a los pobladores y colectar los residuos cloacales junto a su tratamiento. Y en ese mismo plazo se deberá firmar el contrato de concesión del servicio que tendrá a cargo este nuevo ente. Entonces, se definirá que el EPAS será el encargado de “producir y entregar al ente el agua en bloque”. Y el nuevo ente se responsabilizará de la “distribución y el cobro a los usuarios”.

Directivos del EPAS y los intendentes Rioseco y Giannattasio firmaron el acuerdo.


Comentarios


Quieren garantizar la provisión de agua