Reencuentro con el "adolfismo"

El presidente Néstor Kirchner se reunió ayer por primera vez con el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, para iniciar una nueva relación entre la Nación y esa provincia, que fue definida como un "reencuentro".

El pretexto del regreso del "adolfismo" a la Casa Rosada fue la firma de la concesión de 210 kilómetros de la ruta nacional 7 a la órbita provincial por un período de 30 años. Kirchner recibió al mandatario puntano acompañado por el ministro de Planificación, Julio De Vido; y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, a quien le encomendó la tarea de tratar con los funcionarios de San Luis la resolución de distintas cuestiones pendientes.

El tema más conflictivo en la relación del Gobierno nacional y la gestión del hermano de Adolfo Rodríguez Saá es la deuda de 138 millones de dólares que quedaron atrapados en el 'corralito' y que la provincia reclama al Banco Nación. Tras la reunión con Kirchner, Rodríguez Saá habló en la Casa de San Luis, en Capital, donde dijo que Kirchner prometió visitar la provincia próximamente.

Se estima que la presencia de Kirchner no será antes de las elecciones legislativas y municipales previstas para el próximo 23 de noviembre, cuando Adolfo Rodríguez Saá y la ex gobernadora Alicia Lemme encabezarán la lista de diputados nacionales. Alberto Rodríguez Saá dijo que "es notorio que en la provincia tenemos algunos dolores, que desde hoy están en una instancia de superación", y aclaró que el propio Kirchner "ofreció el camino" a seguir para "superar" distintas cuestiones.


Comentarios


Reencuentro con el «adolfismo»