Reencuentro “entre algodones” para Weretilneck y Arriaga

El Frente Grande hizo su asamblea provincial, pero los máximos dirigentes evitaron hablar en público sobre el tema interno más polémico: la candidatura a intendente de Cipolletti.

Arriaga respaldó el proyecto provincial de Weretilneck. El intendente ratificó la amistad “a pesar de haber tenido muchas diferencias”.

Agustín Martínez

CIPOLLETTI (AC).- Alberto Weretilneck y Julio Arriaga intentaron poner fin a las especulaciones sobre una supuesta ruptura entre ambos y ayer se mostraron juntos durante la asamblea provincial del Frente Grande en esta ciudad. El ex diputado manifestó su apoyo a la candidatura a gobernador del actual intendente cipoleño, aunque nada dijo sobre su intención de postularse a la intendencia en 2011, uno de los motivos de mayor rispidez entre los dos referentes más importantes del partido en Río Negro. Tanto Weretilneck como Arriaga evitaron tocar el tema y sólo mencionaron al pasar que las definiciones sobre las candidaturas se analizarán semanas más adelante. Dijeron que lo importante ahora es lograr instalar un proyecto político a nivel provincial porque sea quien fuere el candidato del Frente Grande a la intendencia de Cipolletti, las encuestas dan como ganador al partido. “Se especuló mucho. Hay comentarios y rumores de que estamos viviendo diferencias insoslayables. Estamos demostrando lo contrario”, inició su discurso Weretilneck luego de reiterar su amistad con Arriaga “a pesar de haber tenido muchas diferencias”. “No hay ningún proceso de ruptura. No hay proyectos incompatibles”, destacó el actual jefe comunal. A su turno, Arriaga reconoció que hacía mucho que no compartía un encuentro del Frente Grande. “Quiero acompañar a Alberto por toda esa historia”, dijo luego de referirse al proyecto que consolidaron cuando era el intendente de Cipolletti y Weretilneck, integrante de su gabinete de secretarios. El ex diputado nacional y ex candidato a gobernador descartó la posibilidad de que otro partido pueda desplazar al Frente Grande de la intendencia de Cipolletti y aseguró que “es el momento de intentar llegar al gobierno provincial”. Sin mencionar siquiera sus aspiraciones de suceder a Weretilneck, Arriaga manifestó su intención de “discutir hacia adelante” todo lo que sea necesario para el crecimiento del partido. Desde hacía varios meses que los dos dirigentes más importantes de la fuerza no compartían un espacio público. Es más, hace unos diez días y a partir de las encuestas de Poliarquía Consultores realizadas para “Río Negro”, en el partido hubo polémica sobre el rol que le cabía al ex diputado dentro del proyecto. Weretilneck aseguró que era más importante que su antecesor lo acompañe en la política provincial. Sin embargo Arriaga –a través de la diputada nacional Lorena Rossi, que ayer estuvo presente en la asamblea– dijo que su candidatura a intendente no tenía vuelta atrás.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios