Historia en riesgo por un techo roto

En el Archivo Histórico rionegrino hay documentación muy valiosa que en parte se perdió o está a punto de perderse porque los techos se llueven. Los reclamos no son nuevos, pero las soluciones no llegan. Los reclamos llegaron hasta el propio gobernador.

05 ago 2018 - 00:00

Una antigua colección del diario “Río Negro”, prontuarios de 1920 y 1930, actas municipales de 1870 y miles de certificaciones con sentido de pertenencia patagónica, están cerca del certificado de defunción. Es que el Archivo Histórico Provincial se encuentra en serio riesgo y todo por falta de decisión para reparar filtraciones del techo permitiendo que el agua caiga a baldazos en recientes lluvias.

Si Vicenta Orellana y Eduardo Alba se enterasen sobre qué ocurrió con su historia personal en el precario edificio de Guido 519, estarían horrorizados. Ambos, investigados por la policía territorial de principios del siglo XX por actividades de prostitución y violencia; respectivamente, tienen su prontuario en esa institución.

Las autoridades de la Casa de Gobierno tomaron conocimiento del grave deterioro cuando un grupo de empleados, acompañados por vecinos y profesionales de la historia, le entregaron un documento dirigido al gobernador Alberto Weretilneck; tras una concentración callejera frente al despacho gubernamental.

“Cuál era el problema”, preguntó incrédulo el secretario de Coordinación del Ministerio de Gobierno, Martín Mena, a lo cual los trabajadores y la delegación designada le ofrecieron un detalle pormenorizado de lo que está ocurriendo con la falta de infraestructura, y que la precipitación destruyó documentación no verificada todavía ante la filtración de chapas y otras averías. Pidieron, sin respuesta a la vista, una rápida decisión.

En esa institución destinada, con lo que pueden sus especialistas, a rescatar, investigar, valorizar e interpretar, la realidad pasada y presente de la Argentina para luego proyectarla de manera crítica a la población: tiene sus altas estanterías tapadas con gruesas cortinas de nilon. La idea de los empleados, evitar mayor deterioro ante el clima húmedo.

De este enorme daño, se ocuparon de denunciar quienes suscribieron al documento que supuestamente en algún momento debiera llegar a manos del gobernador.

Para quien no lo sabe, el material está al servicio para la investigación y la ciudadanía en general en procura de conocer la identidad y la historia territorial, los hechos y las razones que lo produjeron. En ningún momento del derrotero institucional se le ocurrió a algún funcionario optar por su digitalización frente a la pérdida de la calidad del papel.

El Archivo fue creado en 1967, y pese a los gobiernos que se desentendieron de él, cuenta con protección constitucional (Artículo 60) y respaldado por la Ley N° 722 (Archivo General de la Provincia)..

Todo ese marco jurídico permitió mantener como se pudo hasta el momento otros diarios y periódicos desde 1879 en adelante, boletines oficiales desde 1899, recortes periodísticos desde 1920, expedientes judiciales desde 1878 a 1960, y fotografías.

Aun así, los empleados del archivo están atravesando una gestión con una política de Estado de “la mudanza y el nilon”, frente a la escasa preocupación de las autoridades.

A pesar de los problemas, a nadie se le ocurrió digitalizar la documentación existente para evitar el riesgo de que todo se pierda.
Presentan un amparo en defensa del patrimonio

Un recurso de amparo presentado ante el vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Sergio Barotto, reclama medidas urgentes destinadas a preservar el patrimonio cultural que por efectos de las lluvias prolongadas provocaron la inundación del espacio físico, y se encuentra en peligro inminente de destrucción. La presentación formulada por la investigadora María Teresa Varela puntualiza que “la falta de cumplimiento por parte del Estado rionegrino de su obligación de preservar el acervo histórico, arqueológico, documental y artístico de la Provincia”, de acuerdo a una manda constitucional “causa un daño grave e irreparable a los rionegrinos en general y a la parte actora en particular, en su condición de investigadora y usuaria del citado Archivo”. Hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo planteada, solicita una medida cautelar consistente en la realización inmediata y urgente de los trabajos reparatorios en el techo del inmueble que contienen al citado Archivo o en su defecto, el traslado de la documentación sobrante a un lugar que cumpla las condiciones de seguridad”.

Viedma

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.