Nación eliminará del presupuesto el mantenimiento de la PIAP

Tiene previsto dos partidas este año para pagar sueldos y proveedores. La oposición ve una actitud pasiva del gobierno provincial.

El anterior ministro de Energía tenía un plan para vender la fábrica de agua pesada y ofrecer como aliciente la producción para mantener las centrales.

31 ago 2018 - 23:30

El futuro mediato del complejo que produce agua pesada a orillas del río Limay tiene el mismo color que las torres de metal, gris, pero no brilloso.

Esta semana el tema se trató en el Congreso Nacional en una comisión que presidió el neuquino Darío Martínez donde se tuvo un panorama de todas las delegaciones que dependen de la Comisión Nacional de Energía Atómica. Se acordó entre varios partidos opositores que buscarán amortiguar los efectos con previsiones presupuestarias cuando se trate la ley en el Congreso.

El intendente de Senillosa, Hugo Moenne, fue recibido por el subsecretario de Energía Nuclear de Nación, Julián Gadano , en Buenos Aires. El jefe comunal obtuvo certezas de que Nación sólo va a comprarle a la Planta un stock de 22,7 toneladas de agua pesada para que se garantice el pago de sueldos y algunas deudas hasta fin de año. Este stock será abonado en 2 pagos, el primero se realizará la semana que viene para que se abonen los sueldos del personal, pago de algunos proveedores y parte de la deuda que la PIAP tiene, que ronda en más de 300 millones de pesos. El segundo pago se realizará en noviembre aproximadamente.

“Aclararon que la intención es no incluir en el presupuesto del año que viene las partidas para la compra de las 100 toneladas de agua pesada porque Nación no tiene ese dinero”, afirmó el jefe comunal.

“El ministro (Juan José) Aranguren me dijo que la querían vender y como zanahoria ofrecer la fabricación de 300 toneladas de agua pesada que es lo que el país necesitar para mantener las centrales actuales hasta el fin de su vida útil”, contó el diputado Martínez. Agregó que, en su momento, se había hecho la gestión con la petrolera YPF con el fin de que ingresara, con posterioridad, en el negocio de los fertilizantes. La planta tiene una línea de producción de amoníaco, uno de los insumos para hacer fertilizante nitrogenado.

En relación con la actitud del gobierno neuquino, Martínez dijo que “cada vez que Mauricio Macri viene a Neuquén a Gutiérrez le tiembla la pera, si no puede exigir que no le saquen la zona desfavorable a los jubilados no se va a animar a pedir cosas menores como los sueldos para el personal de la PIAP”.

Moenne, por su parte, indicó que la empresa “propuso conseguir un financiamiento para poder ofrecer retiros voluntarios a los empleados, y teniendo en cuenta el auge y la necesidad de mano de obra calificada como son los trabajadores de la PIAP, se les facilite el ingreso a empresas que trabajan en explotaciones petroleras de la formación Vaca Muerta”.

Si el país no produce agua pesada para mantener las centrales nucleares deberá importarla. Es el único sitio donde se genera.
El panorama que cambió con China
 Nación eliminará del presupuesto el mantenimiento de la PIAP
Hugo Moenne fue recibido por Julián Gadano.
El acta de defunción de la PIAP se confeccionó al mismo tiempo que se cayó el convenio que se tenía con China para la construcción de una central con tecnología de uranio enriquecido que utiliza agua común para refrigeración. También se contemplaba la culminación de una central que sí iba a usar agua pesada.
El gobierno nacional trabaja en un proyecto de reconversión de la PIAP para hacerla dual, es decir que también sirva para producir fertilizantes.
Hugo Moenne dijo que con la explotación de Vaca Muerta se prevé el sobrante de gas, con lo que se le daría valor agregado haciendo fertilizantes, lo que permitirá darle un horizonte de producción a esta importante industria. “No me voy a quedar de brazos cruzados”, dijo el jefe comunal tras un año de paralización.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.