Ritmos de mujeres y de hombres

Paula: Es un desafío si lo vemos desde el mundo masculino. Pero, el mundo no es masculino (ríe). Entonces, si lo miramos desde otro lugar -somos mujeres y es natural, como lo es cantar- no es desafío alguno ser mujer, necesitar cantar y hacerlo. Claro que debe ir acompañado de un montón de cosas. Si un hombre canta irresponsablemente, en cualquier sentido de la palabra, lo van a defenestrar igual que si fuera mujer. Florencia: Hoy está mucho más balanceado el asunto. Si habláramos de veinte, veinticinco años atrás, a la mujer le costaba más. Hoy ha logrado estar a cualquier altura, hay una cantidad de situaciones sociales que se mantienen como el cuidado de la casa, pero también nos preside una mujer en el país. Eso dice un montón de cosas. Nosotras hacemos música desde mujeres, con la voz y con los instrumentos. Como tales, tenemos ciertos aspectos, cualidades que no tiene el hombre… Delicadeza, cuando hace falta fuerza, la tenemos. Los hombres tendrán otras, también buenas. Pero nosotras no sentimos, ya desde hace mucho, desde que empezamos a juntarnos, que a ninguna de las tres le surgió eso de reivindicar lo femenino. Cosa que nos jugó a favor. La gente nos dice que le llama la atención que seamos tres mujeres. Nosotras nunca lo pusimos en la mesa de debate. Es, por el contrario, muy natural. –Integré hace muchos años Folk 4 (junto a Jorge y Daniel Chanal) y la primera voz era Cecilia Hidalgo. Era la época de Zupay, de Opus Cuatro, Los Trovadores, y nos veían como una rareza, recuerdo. Mora: Me parece que es en comparación con el paradigma del momento. Hoy por hoy, la sensibilidad es común a todos y nadie anda cuidándose de mostrarse sensible. En ese sentido, la cuestión está bastante más equiparada. Y esta historia de si sos hombre o mujer, no pesa, particularmente en la música. Es cierto, tampoco lo vamos a negar, que causa un efecto –del que somos bien conscientes- que seamos tres mujeres instrumentistas y cantantes. Eso sí llama la atención. Hay una cuestión de autosuficiencia que tenemos,… No es algo de otro mundo, pero no es tan común ver. Nada más. En general, hay cantantes con sus músicos acompañantes, hay grupos mixtos como el que integraste, pero es raro hallar grupos de mujeres que hagan todo, donde la parte instrumental está cubierta por nosotras. Eso puede ser novedoso o diferente. Después, la sensibilidad y la delicadeza están en ambos sexos. Es un lenguaje común ahora. Ahí radica la diferencia, si querés, de esto de ser mujer. Paula: Mientras hablaba Mori, recordaba el caso de (Luis Alberto) Spinetta, que ahora toca con una bajista (Nerina Nicotra). –O la bajista de Las Pelotas, Gabriela Martínez. Paula: La mina toca súper bien, pero la función del bajo se asocia mucho a lo masculino. Entonces, es un mérito muy grande que músicos grandes, de otra generación, venidos de otro paradigma, incluyan a una mujer. Muestra su apertura, que están viviendo el ahora y entienden que la música es de todos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora