Ríver la pasa bien porque lo tiene a Cavenaghi

Le ganó al "Pincha" y sigue solito en la punta.

LA PLATA (DyN) – Con tres goles de su nueva estrella y goleador Fernando Cavenaghi, convertidos en un lapso de diez minutos, Ríver Plate se llevó ayer una trabajosa victoria por 3-2 en su visita a Estudiantes por la cuarta fecha del Clausura y se mantiene al tope de las posiciones con el puntaje ideal.

Los tres goles del equipo conducido por Ramón Díaz fueron señalados por Cavenaghi, a los 8, 9 y 18 minutos del segundo tiempo, mientras que Pablo Quatrocchi había puesto en ventaja a los pinchas a los 30 minutos del período inicial y el «Pepi» Zapata estampó el descuento en el minuto final.

Con un planteo táctico eficiente, Estudiantes logró neutralizar a Ríver en gran parte del primer tiempo, por eso se fue ganancioso al descanso. Pero en el segundo, Ríver equilibró en el medio, y arriba «mató» con el olfato goleador de Cavenaghi, y algunos chispazos del «Burrito» Ortega.

Estudiantes fue mejor en los primeros 10 minutos sacando provecho de un interesante ida y vuelta de Pieters que le ganó las espaldas a Coudet.

Por ese sector Ríver padeció los mayores problemas defensivos, pero a partir del primer cuarto de hora comenzó a equilibrar en el medio porque D»Alessandro y Ortega pudieron estar más en contacto con la pelota.

A los 28 minutos Estudiantes puso el primer alerta cuando Zapata luchó una pelota por la línea final y su centro lo conectó a medias el «Tecla» Farías, la pelota luego de rebotar en la base del palo derecho caprichosamente quedó en las manos del arquero.

Dos minutos más tarde, otra pelota aérea en el área millonaria que fue ganada por Zapata desde la izquierda quien de cabeza la volvió al sector derecho y Quatrocchi, como toda la tarde, le ganó a todos por arriba y puso el frentazo en un ángulo con Comizzo sin posibilidades. 1-0 y estaba bien.

De arranque, en el complemento, Ríver mostró que se venía con un cambio de actitud en sus jugadores, especialmente por el lado de Ortega y D»Alessandro.

A los 4 minutos, en una contra de Estudiantes encabezada por Pompei la pelota le llegó justa a Farías, pero el goleador pincha fue tomado por Garcé con una mano, el claro penal fue ignorado por el árbitro Pezzotta.

A los 8, vino el primer tiro mortal de Ríver. Ortega metió la diagonal por la izquierda, sacó un derechazo que rebotó inexplicablemente en el pecho de Tauber y le quedó servida para el primer grito de Cavenaghi.

Sacaron del medio, la recuperó Coudet por la derecha, hizo una pared con D»Alesandro y el centro del talentoso volante millonario fue tomado de primera por Cavenaghi para clavarla junto al segundo palo. En dos minutos estaban 2-1 arriba.

De ahí en más comenzó otro partido, porque comenzaron a aparecer las individualidades de este Ríver que destiló calidad en cada jugada.

Y a los 18, Cavenaghi coronó otra contra perfecta iniciada por Zapata metiendo un puntazo de derecha que pegó en la base del palo, el rebote fue muy bien aprovechado por el propio goleador para estampar el tercero.

Por varios minutos Estudiantes se perdió en el campo, ya no tuvo la concentración del principio. Y Ríver en cada contra dejó la sensación de aumentar las cifras.

Cuando se caía el telón Zapata a puro corazón metió el segundo de su equipo, pero ya era demasiado tarde porque el local tenía dos jugadores menos, y Ríver ya había hecho la diferencia necesaria para llevarse una merecida victoria de La Plata.

El «pibe gol» fue el dueño del partido

Angel Comizzo (6): trasmitió seguridad en cada intervención. Tapó varias pelotas que tenían destino de red. Una tarea perfecta.

Ariel Garcé (5): marcó con acierto su punta, por momentos anuló a Farías, aunque recurrió en varias ocasiones a la falta. Cometió un claro penal en el segundo tiempo que Pezzotta ignoró.

Celso Ayala (6): tuvo una tarea pareja, equilibrada, siempre a tiempo en los cruces. No cometió errores en la marca.

Ricardo Rojas (6): fue la salida clara de su equipo, por su sector la pelota siempre tuvo un buen destino.

Eduardo Coudet (4): se lo notó perdido en el campo. No tuvo el control de pelota de otros partidos.

Claudio Husaín (4): se lo notó impreciso, falto de distancia, no encontró nunca las marcas. Se fue bien reemplazado.

Guillermo Pereyra (6): manejó los tiempos del equipo en el sector medio, siempre se ofreció para ser salida.

Esteban Cambiasso (6): tuvo diez minutos decisivos, en el ese período Ríver consiguió sus tres goles. Fue decisivo en el andamiaje de su equipo, aunque en muchos pasajes no trascendió.

Andrés D»Alessandro (7): aunque en cuenta gotas mostró su calidad como en el segundo gol donde hizo una maniobra fenomenal por la derecha. De sus pies partió lo mejor de Ríver.

Ariel Ortega (7): fue uno de los pilares de este Ríver. Fue muy bien marcado por Zapata y sin embargo a fuerza de habilidad se las arregló para complicar cada vez que pisó el área rival.

Fernando Cavenaghi (9): contundencia, movilidad, olfato, oportunismo en el área. Fue el merecido acreedor de todos los elogios. Demostró que está muy derecho para el arco, no se equivoca nunca. Es el complemento ideal para Ortega y D»Alesasandro.

Víctor Zapata (6): ingreso en el reinicio y fue la salida permanente del equipo por la izquierda. Cumplió acertadamente la función de carrilero, desde su ingreso Ríver cambió.

Pompei hizo mejor las cosas

Nicolás Tauber (6): en su vuelta a la titularidad cometió un sólo error, que fue decisivo en el empate de Ríver. Antes y después, tuvo un trabajo correcto, incluído tres mano a mano con Ortega donde salió claramente airoso.

Diego Colotto (5): no tuvo mayores contratiempos, bien en la función de líbero aunque reaccionó tardíamente en el segundo gol de Cavenaghi.

Ariel Zapata (7): es el corazón de éste Estudiantes. Marcó muy bien a Ortega, auxilió a sus compañeros con un despliegue admirable. En el final consiguió su gol.

Pablo Quatrocchi (6): otra buena tarde, sobre todo cuando el juego es por arriba. Ganó en las dos áreas y convirtió un gol.

Alejandro Osorio (5): nunca fue el factor desequilibrante que necesitaba Estudiantes. Se fue bien expulsado.

Alfredo Cascini (5): bien en los cortes, pero irresoluto cuando debía acompañar a sus compañeros en el ataque.

Marcos Gelavert (6): un interesante debut. Buen manejo con las dos piernas, y cumplió acertadamente con la función encomendada que era la de marcar al talentoso D»Alessandro.

Fabio Pieters (7): sorprendió en su nueva ubicación por el lateral izquierdo, fue su mejor trabajo desde que está en Estudiantes.

Roberto Pompei (8): la manija indiscutida del equipo. Por sus pies pasó el fútbol de Estudiantes. Cada vez que tocó la pelota le generó inquietud a todo el fondo millonario. Mantuvo muy atento a Comizzo con su buena pegada. Abastecedor de los delanteros.

Ernesto Farías (4): no pesó en el área rival como otras veces. Por muchos momentos se lo notó ausente, desconectado del resto.

Ezequiel Maggliolo (4): esta vez se lo vio más participativo tirándose unos metros atrás, pero perdió peso en el rectángulo. Sólo un disparo de media distancia fue lo único que aportó en materia ofensiva.

«Usted sabe muy bien lo que tiene que hacer»

Ríver no la estaba pasando bien en el primer tiempo. Las cosas no salían y el «Pelado» Díaz no encontraba solución. Pero fue suficiente que mirara para una de las puntas y se diera cuenta de dónde estaba el «as de espadas». Era el juvenil y supergoleador Fernando Cavenaghi. Lo llamó a un costado y le estuvo hablando un buen rato. Pareció que le dio la confianza suficiente para que el «Gordo» se soltara. «No te preocupes por nada. Ni siquiera por Esnaider, Fonseca o el «Chori» Domínguez. Vos sabés cómo se hacen las cosas. Andá y demostrales a todos lo que sabés».

Parece que las palabras surtieron un efecto veloz. En dos minutos el nuevo artillero «millonario» anotó dos tantos y después metió el tercero. En un periquete Ríver pasó de la angustia a la felicidad. Y Ramón se tranquilizó, ya que su nuevo juvenil había cumplido y el equipo sigue firme arriba.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora