Roggio y Cristóbal López desembarcan en la Ruta 22

La concesionaria de la Ruta 3 suplirá en mayo a Caminos del Valle, pero sin peaje.

CIPOLLETTI (AC).- Una sociedad entre Benito Roggio y CPC, la constructora de Cristóbal López, se hará cargo del mantenimiento de la Ruta Nacional 22 a partir del primer día de mayo de 2013, mediante una modalidad que marcará el fin del peaje en la región. El 30 de abril Caminos del Valle dejará, luego de casi 16 años, de cobrarles a los automovilistas 50 centavos para cruzar el río entre Cipolletti y Neuquén. El corredor, luego de las inversiones iniciales que le dieron calidad, fluidez y seguridad al tránsito, queda en un estado visiblemente preocupante, con calzadas deformadas, iluminación deficiente y problemas irresolutos, además de inversiones comprometidas que nunca se llevaron a cabo. El gobierno nacional debe concluir las obras de accesos del tercer puente sobre el río Neuquén, a la altura de la Circunvalación cipoleña y del Cañadón de las Cabras, en Neuquén. La traza está casi lista pero las vinculaciones con las rutas nacional 151 y provincial 7, que son los trabajos más complejos, aún no se iniciaron. Roggio y Cristóbal López, un empresario de fuertes lazos con el kirchnerismo que tiene presencia en el petróleo, los juegos de azar y los medios de comunicación, son los dueños de CV1, la concesionaria de rutas troncales del sur bonaerense, incluida la nacional 3. Caminos del Valle está integrada por Esuco (de Carlos Wagner, también con buena llegada a la Casa Rosada), Contreras y Burgwardt. Fuentes del negocio vial confirmaron a “Río Negro” la salida de Caminos del Valle y la llegada de CV1 al corredor 29, que por ahora está circunscripto al cruce sobre el río Neuquén y su entorno en tierras rionegrinas. Al parecer, la idea es extenderlo hasta Bahía Blanca, mediante un contrato de mantenimiento que aún no se conoce, pero que tendría sus ingresos en un sistema de control de cargas. Caminos del Valle tiene 72 empleados, que pasarán a desempeñarse en CV1, según les prometieron. La nueva empresa instalará un puesto de control de cargas en las actuales instalaciones de cobro de peaje y en el espacio reservado para el mismo fin en el acceso al tercer puente. También ofrecerán un servicio al usuario que hoy no existe, con vehículos livianos que recorrerán el corredor para brindar asistencia y advertir inconvenientes, además de los auxilios que ahora Caminos del Valle tiene en la zona de los puentes. Los gobiernos provinciales seguramente reclamarán a la actual concesionaria por las obras que no se realizaron. Caminos del Valle, cuando tuvo perfil público más alto (hace años que está como en retirada), defendía el nivel de inversiones, con argumentos para cada postergación. La renegociación del contrato de 2003/2005 le quitó buena parte de las obligaciones a cambio de no subir el precio del peaje, pero estableció obras que no están terminadas y para las que falta una gran inyección de dinero.

Laura Frank


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora