Salud Pública podría denunciar los convenios actuales

Quiere pagar menos a los médicos para enviar más fondos a los hospitales. Las federaciones faltaron a la cita, y el gobernador las invitó ahora para el jueves.

VIEDMA (AV)- Salud Pública podría denunciar -es decir anular- el sistema capitado que mantiene con los prestadores médicos de Río Negro.

El objetivo de la medida que analiza es lograr una mayor equidad en la distribución de los recursos disponibles en base a la prestación que se brinde. En esta evaluación se considera que los hospitales deben compartir la cápita por los afiliados a la obra social que atienden y que, según Salud Pública, representa más del 70 por ciento.

Para analizar este tema se convocó a los prestadores el miércoles pasado pero los privados no concurrieron sin pedir postergación ni dar explicación alguna.

«Tendremos las manos libres para seguir trabajando», dijo el secretario de Salud de Río Negro, Mario Rivoire, al ser consultado sobre los pasos a seguir en el caso que los médicos no concurran a la invitación del próximo jueves convocada por el gobernador, Pablo Verani.

Opinó que «hay elementos técnicos para denunciar el convenio pero dependemos de factores políticos. Si están de acuerdo con nuestra postura técnica avanzamos, porque mucha alternativa no queda para este sistema».

El funcionario consideró necesaria, en principio, la firma de un acta para determinar cómo se pagará a los hospitales y planteó entonces una disminución de la cápita de 14,6 pesos que recibe la Federación Médica.

Detalló que los hospitales atienden en la actualidad la mayor parte de la demanda mientras que el atraso en los pagos del Ipross genera una deuda con el sector privado desde donde la trasferencia de pacientes al sector público «es impresionante».

En diálogo con «Río Negro», Rivoire destacó que la misma Cámara de Prestadores de Salud de la Zona Atlántica en las solicitadas «agraviantes» publicadas reconoció una atención en el sector público de un 40 por ciento. Consideró que la dureza de esos términos difundidos «representan cómo estaba la situación en la provincia». En este aspecto detalló que durante la gestión anterior, cuando los hospitales de la Línea Sur que tienen un sistema capitado entre dos y cinco pesos por atención recibían un pago, el privado ya había cobrado entre cinco o seis a pesar de la crisis, «lo que da una idea de la inequidad en el manejo de esos recursos. Creo que les molesta que se pretenda un poco de equidad en esa distribución y sustentamos nuestro plan de trabajo en que tenemos que aumentar el presupuesto hospitalario porque cada vez hay más gente que no tiene cobertura pero también recuperar el dinero de las obras sociales que llegan a los hospitales», dijo el funcionario.

Cápita compartida

Respecto de la cápita, Rivoire detalló que para prestaciones médicas el Ipross gasta 14,6 pesos por cada uno de los 120.000 afiliados. Este es el pago menor que enfrenta ya que varía de acuerdo al nivel de complejidad. Esa cápita se abona al sector privado, atienda o no al afiliado.

En cambio, los hospitales -a excepción de los de la Línea Sur con un pago que varía entre dos y cinco pesos- no participan de este sistema capitado y es lo que se intenta ahora desde Salud Pública. Estos nosocomios facturan a la obra social pero no reciben pago alguno porque no están incluídos en la cápita. Además hasta el año pasado esa facturación se compensaba con deudas por el pago de hemodiálisis, por lo que en ocasiones no recibían ni un solo peso.

Rivoire puntualizó que la idea «es trabajar en las prestaciones de primero y segundo nivel que son las que brinda el hospital y que sea éste el que las facture, de tal manera que el Ipross pagará al sector privado y al público en igualdad de condiciones. Ha aumentado la concurrencia al hospital tanto de los que no tienen cobertura asistencial como de los que están afiliados a obras sociales pero no tienen para pagar un coseguro en el privado y hay que adaptarse a esta realidad también con los recursos».

La concertación y la gente

VIEDMA (AV)- «Que la concertación sea primero para atender a la gente y luego para distribuir». Fue una de las definiciones del secretario de Salud de Río Negro, Mario Rivoire.

Recordó que en la última reunión de gabinete el gobernador Verani admitió la necesidad de duplicar el presupuesto a los hospitales. El año pasado, Salud tuvo un presupuesto para funcionamiento de 16 millones de pesos, dos de ellos fueron destinados al pago de deudas. Pero se contrajo un endeudamiento de 9 millones de pesos. «Esto quiere decir que lo que tenía asignado no alcanzó. Para funcionar más adecuadamente hay que duplicar el presupuesto para funcionamiento».

En tanto, el Ipross tiene un presupuesto de 40 millones. En el 2.001 recibió menos del 50 por ciento entre los envíos del Anses y lo que envía Economía por el aporte de los empleados. «Ninguno de los dos sistemas cierra. Hay que buscar uno que sirva para atender a la gente», opinó Rivoire al puntualizar que cuando asumió el 11 de noviembre pasado quedaban para ejecutar 600.000 pesos. «Se logró un millón más y se sumaron 1.800.000 pesos que las obras sociales enviaron a los hospitales y, entre otras cosas, concretamos 11 de las 40 cirugías de alta complejidad que estaban demoradas desde abril».

Respecto de las derivaciones para tratamientos complejos que son derivados obligatoriamente a Cipolletti, a pesar que en otras ciudades tienen un costo menor, Rivoire señaló que existe un convenio desde el «93 firmado entre el Banco, Ipross, Salud y la Federación Médica de Río Negro y Neuquén por el cual se fijó que las prestaciones de alta complejidad se realizan en Cipolletti por un valor capitado tanto en la obra social provincial como en Salud. Este convenio no tiene cláusulas de rescisión y finaliza en el 2.003, por lo tanto «si se deriva fuera de ese sistema origimamos un doble gasto y para evitarlo se debe seguir respetando ese convenio».

Millones en juego

La ofensiva de Rivoire para revisar los contratos prestacionales del Ipross conlleva una pugna por 8 a 10 millones de pesos anuales.

El balance 2000 de la obra social consigna egresos por unos 33 millones por los servicios de prestadores privados (médicos, clínicas, laboratorios y farmacias). Ese documento ratificó que sólo se mantienen unos 700 mil pesos por internación hospitalaria.

No es menos cierto que los prestadores privados soportan -en contrapartida- abultadas demoras de pago del Ipross, que -a su vez- no recibe los aportes patronales. Aquel balance admite más de 10,7 millones por «prestaciones a pagar» y unos 20,6 millones de «aportes patronales» a cobrar -mayoritariamente- del Estado provincial.

La principal cápita que se abona corresponde a los médicos con algo más de 14 pesos por afiliado. Pero, en realidad, fuentes de Salud confían en reducir la cápita total -que ronda los 24 pesos- en 7 a 10 pesos. Los fondos que se reduzcan a privados se pretende destinarlos a los hospitales pero también se reconoce que el Estado debe transparentar sus posibilidades. Precisar cuánto de esa reformulación presupuestaria se remitirá realmente al Ipross para financiar los nosocomios. Esa cuestión posiblemente derive en cambios legislativos en los aportes patronales.

Las presiones de la revisión de recursos recaen en el gobernador Verani. Los prestadores no concurrieron a una reciente convocatoria. El viernes, el mandatario se mostró cauteloso en la evaluación, informó de una reunión para el jueves con todos los sectores y, ante consultas periodísticas, sólo reconoció que deben derivarse fondos que ahora captan los privados porque los hospitales hoy atienden más afiliados. (AV)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora