Con una multa apuran el traslado de una planta de basura petrolera a Añelo

La empresa de tratamiento de residuos Comarsa tiene una demora en el cronograma de trabajos previos al traslado definitivo. 



El tratamiento de bioremediación es lento pero no tanto. La firma tiene tiempo para finalizar todos los trabajos hasta abril de 2023. Foto: Mauro Pérez.

La Subsecretaria de Ambiente de la provincia iniciará un sumario a la Compañía de Saneamiento y Recuperación de Materiales SA (Comarsa) por incumplir los plazos en el tratamiento de los residuos que quedaron en la planta de Parque Industrial.


En mayo del año pasado inició el período para que la empresa complete el traslado definitivo a Añelo, trate mediante bioremediación los residuos que quedaron y vacíe las diez piletas que posee en Neuquén.


“Empezaron a trabajar pero a un ritmo muy por debajo de lo que pretendemos en velocidad y eso hizo que entrara en desfase en las fechas que había pautado”, señaló Juan Dorcazberro, director provincial de gestión de situaciones ambientales y residuos especiales.

Los residuos

300.000
metros cúbicos de restos de hidrocarburos es el acopio que tenía Comarsa por tratar al pautarse su traslado.


Ante este panorama se inició una “fase administrativa por incumplimiento a la orden de la autoridad del plan acordado”, indicó el funcionario aunque todavía no determinaron la infracción que se aplicará, ni el monto que deberá pagar la empresa de tratamiento de residuos petroleros.


El funcionario explicó que hace un tiempo Comarsa presentó una modificación “de esos tiempos” y desde la Subsecretaría se rechazó el pedido y se ratificó el cronograma original.


Dorcazberro relacionó estos atrasos al hecho de que la empresa “no colocó los recursos que debía haber puesto para cumplir con las fechas”, ya que la mayor parte de su personal se encuentra en Añelo. “La planta está funcionando en Añelo, recibe el material allá, y arrancó de cero en esa planta”, marcó el funcionario.


Comarsa está vaciando ya la tercera pileta y en este punto sí avanzan según lo fijado. El acuerdo que se aprobó establece que se traten mediante biorebiorremediación los residuos especiales acopiados en la planta que rondan los 300.000 metros cúbicos.

“Es un tratamiento biológico que consiste en que utilizar el contenido de bacterias que se encuentran presentes. Es un proceso aeróbico y son bacterias ‘come petróleo’ y lo que hacen es degradar los hidrocarburos. Por lo que en el tiempo reducen la proporción de hidrocarburos”, explicó.
Destacó que es un método más amigable con el ambiente y como desventaja mencionó que lleva más tiempo.

Desde el año pasado la planta de Comarsa tiene prohibido ingresar nuevos residuos y aplicar tratamientos térmicos en la planta que posee en el Parque Industrial Oeste de Neuquén. Los vecinos que viven cerca de ahí levantaron sus voces por los olores nauseabundos que provenían de la empresa.

El decreto 2263 estableció que las plantas de tratamientos de residuos deben estar a no menos de 8 kilómetros de las ciudades.


Comentarios


Con una multa apuran el traslado de una planta de basura petrolera a Añelo