Se cumplen 15 años del asesinato de María Soledad Morales

CATAMARCA (Télam).- Los padres de la estudiante catamarqueña María Soledad Morales recordarán hoy a su hija con una misa al cumplirs 15 años de su asesinato, y cuestionaron que no se haya investigado el encubrimiento del crimen «que fue tan grave como el homicidio».

Ada Rizzardo de Morales, madre de la adolescente, detalló que hoy a las 18 se colocará una placa recordatoria en el monolito que recuerda el lugar en donde fue encontrado el cadáver de María Soledad, y a las 20 se oficiará una misa en la Iglesia de Villa Dolores.

La misa contará con la presencia de la monja Martha Pelloni, la religiosa impulsora de las multitudinarias marchas del silencio que reclamaron por el esclarecimiento de este crimen que conmocionó al país y derrocó el gobierno provincial. «Lo que quedó sin resolverse es el encubrimiento que fue tan grave como el hecho mismo, porque hay muchas personas que deben estar detenidas cumpliendo condenas, y ahora están en libertad», dijo Ada Morales.

La madre de María Soledad dijo que a su criterio «se han borrado muchas pruebas y se han falsificado otras. El caso María Soledad quedó impune e irresuelto».

El cuerpo mutilado y sin vida de la chica, que entonces tenía 17 años, fue encontrado el lunes 10 de setiembre de 1990 en un descampado del complejo deportivo de Villa Parque Daza, a la vera de la ruta nacional 38 y a escasos seis kilómetros del microcentro capitalino. La estudiante del Colegio del Carmen y San José había salido de su casa en la tarde del viernes para organizar y participar de un baile estudiantil y nunca regresó.

De acuerdo con la investigación, en el transcurso de esa noche se encontró con un muchacho con el que salía, Luis Raúl Tula, quien fue quien la entregó a los homicidas que la sometieron a una fiesta de alcohol y drogas en la que finalmente la asesinaron.

La Justicia condenó a Guillermo Luque, hijo del ex diputado nacional justicialista Angel Luque, y a Tula.

Luque recibió 21 años de prisión por el delito de «violación seguida de muerte agravada por el uso de estupefacientes y con el concurso de dos o más personas». Tula, quien mantenía una relación amorosa con la víctima, fue condenado a 9 años de prisión.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios