Se desploma el precio del petróleo

Las disputas entre la OPEP y Rusia hacen temer una "guerra" entre los productores



VIENA. – Arabia Saudita dijo que no cederá en la confrontación con los principales productores no miembros del cártel en torno a una reducción de la producción de crudo, e instó a Rusia a hacer mayores recortes o enfrentar una “guerra” que desplomará los precios.

La posibilidad de un colapso permanente en los precios del crudo podría perjudicar a la provincia de Neuquén, cuyos ingresos dependen en gran parte de la renta petrolera. En Río Negro, el impacto es mayor, pero también se sentiría.,

El precio del crudo mantuvo ayer su fuerte tendencia a la baja en Nueva York y volvió a perder cerca de un 11,6% respecto a la sesión anterior, con lo que alcanzó el nivel más bajo en 29 meses.

Los contratos para diciembre del Petróleo Intermedio de Texas, el de referencia en Estados Unidos, se colocaron en los 17,45 dólares por barril, tras bajar 2,29 dólares, que se acumulan a la pérdida de más de un 9% del miércoles.

Los analistas relacionaron la fuerte presión a la baja con el pesimismo que registra el mercado a causa de la falta de acuerdo entre los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otras naciones productoras que, como en el caso de Rusia, no parecen dispuestas a reducir de forma significativa sus exportaciones.

El ministro saudita de petróleo, Ali al-Naimi, dijo que el cártel petrolero “absolutamente no” recortará la producción a menos que Rusia -uno de los principales exportadores – haga una contribución sustancial en la reducción de la oferta.

El ministro kuwaití del Petróleo, Adel Al Sabeeh, advirtió hoy en Viena de que de continuar la falta de compromiso entre los productores, los precios podrían volver a un nivel de los 10 dólares por barril, en el que se situó a finales de 1998, con la consiguiente pérdida de ingresos para los países cuya economía depende en gran medida de las ventas de crudo. “No hay una lucha de precios ni una batalla por cuota de mercado, sino una estrategia coordinada y razonable”, resaltó Al-Naimi, quien no logró un acuerdo con Moscú.

Las advertencias fueron hechas un día después de que el cártel prometiera reducir la producción de crudo en 1,5 millones de barriles por día (bpd), un 6% de su oferta, a partir de enero del 2002, pero sólo si los países productores no miembros de la OPEP reducen su producción en 500.000 bpd.

El primer ministro ruso, Mijail Kasyanov, declaró ayer que existían pocas posibilidades de que su país recortara la producción de crudo de manera significativa, a pesar de las presiones de la OPEP Rusia, el segundo productor de petróleo del mundo, ofreció reducir su producción diaria de siete millones de barriles en un simbólico número de 30.000 barriles. La OPEP, que controla alrededor de un 40% de la producción mundial, teme que si recorta la producción sin un acuerdo previo con otros productores no miembros -Rusia, México y Noruega-, terminará beneficiando sólo a éstos.

La idea de la OPEP es contraer la oferta de crudo para empujar al alza los precios del barril, hasta un nivel de entre 22 y 28 dólares.

Sombrías perspectivas del FMI

Washington (EFE).- Aunque realizar previsiones tras los atentados terroristas es tan difícil como “leer las hojas del té”, el Fondo Monetario Internacional (FMI) auguró ayer un claro empeoramiento de la situación mundial a causa de la fuerte desaceleración en EEUU.

En sus terceras previsiones del año, el FMI redujo todavía más los pronósticos para todas las regiones, situó el crecimiento mundial en el 2,4% para 2001 y 2002 -lo que muchos economistas privados, pero no el Fondo, consideran como una recesión- y alertó sobre un “extraordinario grado de incertidumbre” tras los atentados, que hace difícil adivinar el futuro económico. Aún así, el director del FMI, Horst Koehler, se mostró confiado en que la recuperación se constatará en el segundo trimestre de 2002 a causa de los numerosos estímulos puestos en marcha, desde las agresivas políticas de reducción de los tipos de interés en los países ricos hasta la continuidad de las reformas en Latinoamérica.

Las revisiones a la baja han sido especialmente dolorosas para Estados Unidos, Japón y América Latina. El FMI prevé ahora que el crecimiento de la primera potencia mundial será de un escaso 1,1 por ciento este año y de apenas 7 décimas en 2002. En el caso de Latinoamérica, espera un crecimiento de su Producto Interior Bruto (PIB) del 1,1 % este año y del 1,7% en 2002, seis décimas y casi dos puntos porcentuales menos, respectivamente.

Los españoles no se irán de la región

Los inversores españoles no huirán de América Latina ante las turbulencias económicas que puedan provocar en la región la crisis financiera argentina y los eventuales problemas brasileños, aseguraron fuentes empresarias.

“España está invirtiendo en América Latina con visión estratégica de largo plazo”, afirmaron.

“Las fuertes turbulencias de Latinoamérica” no van a afectarnos, pues nuestro grupo dispone de “una posición de capital muy fuerte” al haber aumentado su liquidez, afirmó el vicepresidente y consejero delegado del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), Pedro Luis Uriarte.

El análisis de la situación latinoamericana la hicieron los inversores de las más grandes sociedades españolas en el marco del III Foro Europeo de Empresas Latinoamericanas en Madrid. Los oradores dejaron bien en claro que la situación de Brasil es muy diferente a la crisis argentina, pero mostraron su confianza enla reestructuración de la deuda..


Comentarios


Se desploma el precio del petróleo