Se fracturó el MPN en el Deliberante

La ida de Ramón Muñoz golpea la hegemonía del bloque mayoritario

NEUQUÉN (AN).- El MPN del Concejo Deliberante se quebró con la decisión oficializada ayer por el concejal Ramón Muñoz de constituir un bloque propio, «De la militancia neuquina», y con ello el partido provincial perdió la hegemonía que tenía para imponer a la oposición cualquier postura en el recinto.

Con la nueva conformación política, el MPN quedará con nueve concejales y la oposición con ocho, de modo que Muñoz podrá definir un empate, en cuyo caso el presidente, del mismo signo de la intendencia, definirá la votación haciendo uso del doble voto.

La noticia cayó mal en la bancada emepenista, y por lo pronto su presidente, Julio Ocampo, anticipó que llevará el caso al gobernador Jorge Sapag, a la Junta de Gobierno y a la seccional primera del MPN para que «resuelvan» la conducta del edil.

Muñoz alegó que tomó esta determinación por el manejo «de un grupo de siete concejales (que no identificó) que mantenía reuniones a mis espaldas» y que «ha decidido manejarse políticamente con hechos consumados. Considera que el resto debemos acatar lo que resuelve y punto». «Jamás fui convocado

a participar» sino «llamado para acatar lo que resolvían», dijo. Aseguró que el unibloque que encarnará desde del viernes «será totalmente independiente. No soy de la Concertación ni la de la Unión Cívica Radical. Voy a votar de acuerdo a mi conciencia y a lo que le sirva a la gente, provengan las propuestas del partido que sea», aclaró.

Según Ocampo, esta ruptura no resentirá al MPN sino por el contrario, «puede fortalecerlo» porque «las contradicciones de Muñoz vienen de hace dos años, apoyando a la oposición». Advirtió que en este tipo de decisiones no existen los arrepentimientos, «si se va (del MPN), no vuelve». Y sugirió que Muñoz debería dimitir: «yo soy concejal del MPN por el partido, no por llamarme Julio Ocampo. De modo que si renunciara debería hacerlo como concejal y no como MPN…», deslizó.

Para Ocampo, hay en juego «personalismos» y recordó que Muñoz fue el único integrante de su bancada que no lo apoyó para desempeñarse en la presidencia. «Dos semanas antes del 10 de diciembre me llamaron para informarme la decisión del grupo de siete de que Ocampo sería el presidente. Yo propuse a (Mario) Pilatti, era el candidato natural… pero ya lo habían resuelto», apuntó Muñoz. Dijo que esta dinámica se repitió y «yo tengo el derecho de no acompañarla».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios