Se mantiene el consumo en los híper neuquinos

En la ciudad se registra más confianza en la economía que en otras regiones del país.

NEUQUEN (AN).- El comercio neuquino marcha a contramano del resto del país: los consumidores mantuvieron en mayo un nivel alto de confianza en la marcha de la economía pese a la recesión generalizada, y según registros nacionales, en marzo la venta promedio en los hipermercados de esta capital fue la más alta desde diciembre.

Los empresarios mercantiles expresaron su cautela respecto de ese análisis sobre la base de varios factores: la huida de los clientes de los negocios pequeños, el bajo nivel de consumo de combustibles -tanto naftas como gasoil- y la incidencia de las cuestiones políticas en la vida económica.

En efecto, salvo ese leve repunte en las cadenas de supermercados y las megasuperficies comerciales de esta capital, la actividad en los negocios chicos continuó en general en el tobogán apenas interrumpido en marzo.

El índice de confianza de los consumidores neuquinos en mayo fue de 22,9%, y en abril de 23%. En el país en general, de acuerdo con la medición mensual que realiza la Fundación Mercado de Bahía Blanca en las ocho principales ciudades argentinas, fue respectivamente de 14,8% y 20,5%. Traducidas en tendencias, estas cifras señalan que, mientras en el país la curva recesiva se agudiza, en Neuquén hay cierta estabilidad.

Pero no todas son buenas noticias: el índice de precios medido por la dirección de Estadística de la provincia fue positivo nuevamente: en mayo, se registró un incremento general del 0,7%, aunque anualmente el indicador fue deflacionario -4,18% menos y 1,31% menos en el bimestre-. El dirigente Juan Carlos Helou, presidente de la FEEN, atribuyó el aumento a la creciente presión fiscal sobre las pequeñas y medianas empresas que trasladó incrementos del 3 al 8% en los fletes, y de éstos, "inmediatamente a los productos de la canasta familiar". Helou dijo que para el comercio minorista, mayo fue "igual que abril: los mismos márgenes de caída en las ventas respecto de un año atrás: aproximadamente el 30%".

Por el contrario, el informe trimestral de la Fundación Mediterránea-Comahue consignó que en ese período la demanda de energía -un indicador de la actividad económica- en Neuquén aumentó 8%, mientras que en Río Negro cayó 11%.

En los hipermercados subió el "tícket promedio" al nivel más alto desde diciembre -en marzo los consumidores gastaron más de 19 pesos por cabeza, un nivel similar al de Buenos Aires, el conurbano y el promedio general del país-, según datos de mayo publicados por el Indec.

Sin embargo, para Helou hay tres parámetros que tiran hacia abajo las ventas: la retracción en las compras en general por el achique relativo de los salarios, la consiguiente concentración del consumo en los hipernegocios, que ofrecen calidad similar y mejor precio aunque la atención no sea personalizada y la falta de crédito debido a las altas tasas de interés que cobran las entidades financieras.

Según el dirigente, se trata de un ejemplo "del fracaso del plan de (Domingo) Cavallo", una consideración que el índice de confianza de la Fundación Mercado también suscribe. La entidad dirigida por el economista Oscar Liberman indicó que la dosis de esperanza que insufló el recambio del equipo económico en marzo terminó en una nueva curva recesiva, "hasta niveles cercanos al piso de 8,5%".

La población necesita "dos señales claras: el aumento de los ingresos disponibles y expectativas muy positivas" en el país. Esa tendencia negativa no se instaló todavía a pleno en Neuquén, pero "los 14 ó 15 días de mayo con cortes de rutas" (por la protesta chacarera) incidieron también en las ventas, dijo una fuente empresaria.

En ese período, "el consumo de los neuquinos se mantuvo, pero poca gente entró de afuera" de la ciudad y su área de influencia, consideró el vocero.

Luego de la reunión de la CGE de la semana pasada, donde la FEEN ocupa la vicepresidencia segunda, "el 16 de junio las cámaras empresarias de Entre Ríos cortarán los accesos a la provincia" por "el mal humor del sector" con relación a la situación económica general.

Esperan aumento general de ventas

NEUQUEN (AN).- La encuesta que mensualmente realiza el INDEC en las grandes cadenas de consumo en el país -33 establecimientos en 24 conglomerados urbanos- refleja las expectativas del sector de un aumento generalizado en las ventas durante mayo pasado. Si se cumplen esas previsiones, el registro comenzaría a revertir la tendencia negativa de abril -3,4% menos que el mismo mes de 2000- y se clavaría en alrededor del 5,7% más que un año atrás.

De acuerdo con el informe de coyuntura elaborado por la Fundación Mediterránea filial Comahue para el primer trimestre de este año, las ventas totales en supermercados del período aumentaron el 6% en Neuquén respecto del mismo lapso de 2000 y, en marzo, con respecto a febrero, el aumento fue del 12%. El documento elaborado por los técnicos de la fundación estimó que en el nivel país, la variación mensual marzo-marzo fue sólo del 2% y con respecto a febrero, el incremento había dado un salto del 16%. La medición de Río Negro va en conjunto con un grupo de provincias patagónicas.

El relevamiento del INDEC para marzo pasado consignó 97.535 trabajadores en el sector, un 7,5% más que doce meses antes. Algo más del 10% de esa cifra corresponde a personal jerárquico -gerentes, supervisores- y el resto son cajeros, administrativos, repositores de góndola.

Los sueldos promedio para ambas categorías en el país son de 1.726 pesos mensuales para las más altas y 625 pesos para las inferiores, aunque en los niveles más bajos -cajeros y repositores-, el ingreso mensual supera apenas -según el régimen horario- los 300 pesos. Esos niveles salariales son similares a los que se pagan en Neuquén.

En esta capital, el sindicato mercantil inició una campaña para que los clientes de los hipermercados de la zona "se abstengan" de realizar sus compras después de las 21. El pedido obedece a problemas vinculados con la seguridad que padecieron algunos empleados de los megacomercios a la salida de su trabajo -en algunos casos cerca de la medianoche-.

En mayo cayó el ahorro

NEUQUEN (AN).- Desde el lado del mostrador que pertenece al consumidor, mayo fue el peor mes en dos años en cuanto a la opción por el ahorro o la compra de bienes durables. En efecto, la menor disponibilidad de recursos debido a la nueva poda a los ingresos por los cambios fiscales en abril alumbraron una nueva tendencia recesiva el mes pasado. En el país, poco más de 8 familias de cada 100 ahorraron o adquirieron bienes durables. Ese índice fue inferior al promedio de 11% de familias que ahorró durante los primeros cinco meses del año.

Según el relevamiento de Fundación Mercado -realizado sobre 4.065 familias en Buenos Aires, conurbano, Bahía Blanca, Tucumán, Mendoza, Córdoba, Rosario y Neuquén- "la contracara de la caída en el ahorro" está representada por el porcentaje de familias que ahorran fuera del sistema: llegó al 37,9% en mayo, que es el máximo histórico frente a un promedio 11 puntos menor.

El punto crítico que señalaron las familias argentinas durante el mes pasado fue la quinta negativa consecutiva a un conjunto de medidas desplegado por el gobierno de Fernando de la Rúa.

A fines de marzo más del 45% de la población encuestada fijaba en un trimestre el plazo para que la economía comenzara su reactivación. Un poco menos de la mitad de esa franja de consultados puso un plazo de bimestre, que ya se venció; el restante 25% otorgó un crédito que concluye el 30 de junio. El "plazo cumplido" para ese sector de consumidores aumentará la insatisfacción expresada en los conflictos sociales, indica la entidad, al tiempo que impulsa la "alternativa de austerizar de una vez por todas la política y trasladar el beneficio al consumo".


Comentarios


Se mantiene el consumo en los híper neuquinos