Se me hace cuento…

Cincuenta jóvenes escritores escriben sobre Buenos Aires en el blog “La ciudad captada”.

Escritores contemporáneos como Rafael Spregelburd figuran en la lista.

El proyecto “La ciudad captada” se perfila como un blog colectivo que consolida la Buenos Aires literaria versión 2011 donde más de cincuenta jóvenes escritores se largaron al ruedo para escribir textos a partir de fotos actuales de la ciudad, con la heterogeneidad porteña como signo de los tiempos que corren. La idea es simple: a cada imagen se le sumaron algo menos que mil palabras. “Es un proyecto social que involucra a mucha gente para hablar de la Buenos Aires de hoy. Se ha escrito muchísimo pero lo que más nos entusiasma es ver qué pasa ahora, cómo se ve, cómo la ven.”, cuenta su ideólogo, Ricardo Watson, director de Eternautas, un grupo de historiadores que realizan tours por la ciudad. Tras una convocatoria abierta, Eternautas recibió cientos de fotografías de la ciudad, en blanco y negro, en color, del archivo personal y del familiar. “Son fotos que no tienen lo obvio con lo que enseguida identificas a Buenos Aires, salen de lo turístico”, aclara Watson, quien se encargó de la edición. El paso siguiente lo dieron los escritores contemporáneos que –entre una selección previa– eligieron para escribir “sobre lo que les disparó la foto”, explica Watson, que desde hace doce años pilotea recorridos porteños, contando historias sobre sus personajes, su arquitectura y cómo los procesos políticos, socioculturales y económicos se traducen en la ciudad. Escritores contemporáneos como Rafael Spregelburd, Fernanda García Lao, Natalí Tentori, Laura Escudero Tobler, Jimena Repetto, Juan Marcos Almada, Juan Guinot, Victoria Bayona, Hernán Ronsino, Alejandra Zina, Ricardo Romero, Daniel Link, Oliverio Coelho, Ariel Magnus, Santiago Llach, Agustín Mendilaharzu, Esther Cross son algunos de los que sumaron sus textos breves a una imagen. Y así se gestó algo así como una versión 2.0 condensada en un blog (laciudadcaptada.blogspot.com) retratando nuevas voces, personajes e historias de la ciudad que en otras épocas sirvieron de inspiración y marco a obras de escritores canónicos como Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato, Roberto Arlt, Baldomero Fernández Moreno, David Viñas, Silvina Ocampo, Andrés Rivera y Juan Gelman. Alrededor de 55 textos ya fueron posteados en este mar virtual. “Lo que más me impactó es la devolución, que no tiene nada que ver con lo que imaginaste con la foto. Aparece una variedad de personajes en las mil Buenos Aires, gente de la city y de la villa en todo tipo de situación: violentas, idílicas y súper románticas. Es un panorama variado”, ilustra el historiador. “Ese punto de vista congelado siempre nos pareció uno de los documentos más ricos para trabajar. El pasado de Buenos Aires. Ante la ciudad así captada necesitábamos valientes, no historiadores”, presentan en el prólogo del blog. Entre esos “valientes” aparece el texto “Fuera” de García Lao, inspirado en una fotografía Walter Canteruccio. “Subimos al primer vagón y nuestra vida se aleja corriendo. El deseo de fugar nos inflama el apetito. Destrozamos las salchichas y vemos pasar el mundo. La ciudad es una hernia. Mi cuerpo se abrocha a Frida, víctima de una fiebre de felicidad. El ruido de las vías fluye por nosotros como una tenia sucia”, escribe la autora de “Vagabundas”. El emblemático bar Británico fue la excusa para Franco Vaccarini, que narra una breve historia sobre uno de sus habitués, un hombre algo resentido e hincha de Racing. “Era un viejo alegre y lleno de vida, lleno de odio. Su odio no era venenoso. Me odiaba porque era joven, aunque un día me guiñó un ojo, me palmeó y me dijo: ‘Pibe, un día vos también vas a sufrir. Por eso te quiero’”. Otro texto contemporáneo es el creado por Llach. En “Estani” recrea una serie descontrolada de mensajes de textos, que reproducen voces villeras. Y empieza así “19:30 hola estani guachi,, turro todo bien mi amol???; 19:35 mamor, miamorcito, vite el seme ese k te mande?; 19:41 ey guachin contestáááá!!!!”, para luego explotar en una catarata de celos y odios pasionales. Romero, un entrerriano nostálgico compara su Paraná natal con una Buenos Aires “de espaldas al río”, apelando a ese frase casi mítica de cómo la geografía impacta en la gente. “Pero también arriesgo que, tal vez, el Río de la Plata está de espaldas a la ciudad. No por desprecio o rencor. No por indiferencia. Es su naturaleza”, analiza paciente. En “El Nudo”, Ronsino se pone en la piel de un custodio de garita solitario y aburrido, algo obsesionado con una de las ventanas que tiene enfrente. “A la semana entendí lo que significaba esa frase: lo único malo es el tiempo. Porque no me dejaban tener ni radio ni televisión. El tiempo, entonces, era un animal desesperado. Me acechaba, incesante”. Zina compone en “En el medio de la ruta” una ruptura a partir de una instantánea de una pareja que se da la espalda en una situación cotidiana en la cocina. “No me imagino viviendo sin vos y sin los chicos. Tampoco sé cómo seguir con vos y con los chicos”, escribe la autora de “Barajas”. En “El Puente”, Nielsen utilizó la imagen de Ayelén Amorín para escribir una historia en un neuropsiquiátrico. “Los seres humanos formamos grupos. Los humanos sanos –remarca la palabra–. En esos grupos podemos sobrevivir o triunfar. O, simplemente, existir, que es lo que hacemos casi todas las personas: ver pasar la vida desde un puente”, contesta la doctora creada por este autor. “La ciudad captada”, donde la palabra escrita y las imágenes se unen para construir colectivamente un imaginario literario contemporáneo es un proyecto abierto y participativo, “sin fecha de vencimiento”, aclara Watson, y con la posibilidad de recrear una y mil veces la vida de la Buenos Aires actual. (Télam)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora