Se vienen los pulgones

Son el primer eslabón de la cadena alimentaria.

Me comunico con usted para la siguiente consulta: en el patio de mi casa, cerca de una huerta casera, hay un sauce infestado con el pulgón gigante. Me han vendido un insecticida sistémico, en forma de cápsulas, para enterrar al pie del árbol, pero no he visto resultados y cada vez hay más de estos insectos, e inclusive ahora aparecieron unos alados. El árbol ya mide unos tres metros, lo veo difícil de fumigar y me afectaría la huerta. ¿Tiene alguna solución para proponerme? Lo saludo atentamente. Laura. Neuquén He tomado esta consulta como muestra, pero no ha sido la única en este sentido. Al fin del invierno o comienzos de la primavera, la primera plaga que aparece en los jardines es la de los “piojos de las plantas”, o sea pulgones (áfidos), que son insectos que se alimentan de la savia vegetal al perforar la cutícula de las partes tiernas. Incluso hay especies de pulgones que invernan como adultos, como es el caso de estos “pulgones gigantes” que menciona la lectora, específicos de los sauces y de color marrón oscuro. En la cadena alimentaria del jardín son el “bocadillo” o “tentempié” de numerosas otras especies de insectos benéficos y de algunas aves. Estos “piojos” en realidad no son un problema en el jardín ya que, por más intenso que sea el ataque, no llevan a la muerte de la planta infestada… al poco tiempo de que las colonias se han multiplicado intensamente, aparecen los enemigos naturales que dan cuenta de ellos… claro, no todos los “locos por las plantas” tienen la paciencia de esperarlos y por eso quieren saber de otros métodos más rápidos de control. Lo que la lectora menciona, son cápsulas de insecticida sistémico (acefato) que, por ser “sistémicos” circulan mezclados con la savia y los insectos mueren al consumirla o comiendo sus hojas. El gran problema de este método, es que es “pan para hoy y hambre para mañana”, porque si se reitera el principio activo del producto, las plagas –especialmente los pulgones– se hacen resistentes, debido a su gran “poder biótico”. Este poder no es otra cosa que su capacidad de multiplicarse explosivamente, ya que no sólo lo hacen por postura de huevos, sino que la mayoría de estas especies lo hacen por parición de sus crías. Además las hembras lo pueden hacer por varias generaciones sin intervención del macho, por el mecanismo conocido como “partenogénesis”… las formas aladas que menciona la lectora son justamente la aparición de los machos, que intervienen sexualmente para “renovar la sangre”, como quien dice. Al aplicar un biocida, en este caso las mencionadas cápsulas, muere una gran cantidad, pero algunos quedarán vivos… justamente por ser resistentes a ese principio activo del biocida. En muy poco tiempo, esos pocos individuos resistentes darán origen a nuevas generaciones con resistencia y al cabo de cierto tiempo, variable según el tipo de biocida, clima y especie de plaga, el biocida se muestra inofensivo. En los marbetes de esas cápsulas se señala que puede ser aplicado al suelo, pero en ese caso se produce la muerte de muchos seres que interactúan con las raíces de las plantas, especialmente lombrices. El mayor efecto se logra si se insertan en perforaciones realizadas en el tronco, a la altura del pecho de una persona y en derredor del tronco, espaciados 15 centímetros entre sí, con una mecha de madera de 5 a 7 milímetros, a una profundidad que permita el ingreso total de la cápsula y ligeramente inclinados hacia abajo. Se inserta la cápsula y la herida se sella con cera de abeja, para evitar una nueva perforación si se desea repetir varias veces el tratamiento. Como se darán cuenta, no sólo es una solución de emergencia sino que además se daña la planta. La alternativa más rápida, si no se puede esperar a que actúen los enemigos naturales, es usar el chorro fuerte de la manguera para voltearlos, ya que pulgón que cae “es finado”.

TEODORICO HILDEBRANDT eljardin@rionegro.com.ar

jardinería


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora