Siguen las críticas por Malvinas

Diputados del PJ piden explicaciones

El canciller Adalberto Rodríguez Giavarini acusó ayer a su antecesor Guido Di Tella de querer «disfrazar» con críticas el «grave error» que fue la política de seducción con los isleños en la cuestión Malvinas, al tiempo que dejó en claro que en la disputa con Gran Bretaña por el archipiélago «no hay terceras partes», en alusión a los «kelpers».

Sin embargo, la respuesta no se hizo esperar, ya que diputados del PJ señalaron que el canciller «no tiene idea de política exterior, al tiempo que volvieron a exigirle que informe al Congreso los cambios en la posición argentina en torno de la disputa con Gran Bretaña por las islas Malvinas.

Rodríguez Giavarini volvió a distanciarse de la política de seducción de la gestión de Di Tella sobre Malvinas al asegurar que el actual gobierno ha vuelto «a la sensatez» que antes no había y al marcar nuevas pautas respecto de la relación con los habitantes de las islas.

El canciller aclaró que «se dice que yo no he saludado a los isleños, pero yo no me he encontrado con ellos», y afirmó que «no sería nunca descortés con nadie», aunque ello no quiere decir «sobreactuar o tener una actitud con alguien que claramente en sus gestos, formas y fondo, tiene un diferendo profundo». «Jamás he tenido una desconsideración con nadie y mucho menos con los habitantes de las islas, a quienes desde el primer momento les tendí la mano. Ahora, de eso a terminar tomando el té con ellos en el Waldorf, en New York, hay un camino que recorrer, que no me lo puedo permitir como canciller y creo que no está en el sentimiento de nadie», señaló.

La alusión acerca de tomar el té con los malvinenses en el hotel Waldorf de Nueva York tuvo como destinatario a Di Tella, quien el año pasado se sentó con los isleños, cuando aún era canciller. Consultado sobre las críticas de Di Tella al gobierno por haber ingresado a una etapa de «hostilidad» en la cuestión Malvinas, Rodríguez Giavarini calificó a esa opinión como «un grave error» y arremetió contra la gestión menemista.

«Eso realmente es un grave error que se comete. No sólo no hay hostilidad, sino que lo que ha habido es una conducta absolutamente prudente», aclaró el canciller. (DyN)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora