Sin Frutos suena Pancaldo

Chelía dejó la subcomisión de Fútbol y lo siguió Lorenzo.

Las vueltas del destino son interminables en el fútbol. Aquel 7 de septiembre, el Deportivo Roca de Ricardo Pancaldo venció al Cipolletti de Lorenzo Frutos. Ese día comenzó la crisis profunda del Albinegro. Ahora justamente el técnico que irán a buscar los dirigentes cipoleños es aquel que los amargó y festejó como loco en el estadio de Unión de Allen.

Ayer fue tiempo de despedidas en Cipolletti. Primero lo hicieron Lorenzo Frutos y su cuerpo técnico (Rodrigo Muñoz y el profe Mauricio Serenelli) y más tarde Juan José Chelía dio por concluido su ciclo como mandamás de la subcomisión de Fútbol.

A esta altura en los pasillos del club nadie duda que este fierro caliente lo tomará un grupo de dirigentes que encabezarán el empresario Luis Boschi y el chacarero Horacio Pierdominichi, dos viejos conocidos de la casa. Pero por ahora se aguarda el regreso del primero, que se encuentra en Brasil, para confirmar que serán ellos los encargados de comandar el deporte más relevante de la institución albinegra.

Ahora los interrogantes son muchos: quién reemplazará a Frutos, qué sucederá con el plantel actual, como continuarán las cosas en las divisiones formativas. Los futuros directivos tienes un entrenador entre ceja y ceja: Ricardo Pancaldo. Es más, varios rumores señalaban que en los días pasados se habían producido reuniones, algo que desmintieron desde los dos sectores.

El técnico del Depo fue tajante: “Nadie habló conmigo”. Ayer estuvo reunido hasta pasado el mediodía con el presidente saliente del club Naranja, Daniel Fernández, y con Mario Castillo, el vice. Se sabe que mañana se realizará la Asamblea para renovar autoridades en el Depo (ver página 36) y que Pancaldo espera la oficialización de la nueva dirigencia para sentarse a hablar. Su contrato vence el domingo, en la visita a Racing de Trelew, por la última fecha de 2011.

“La prioridad la tiene el Deportivo Roca”, afirmó ayer el DT, pero “primero tiene que haber nuevos dirigentes para saber qué vamos a hacer. Los escucharemos y ellos nos tendrán que escuchar a nosotros. Después se verá. Me iré de vacaciones a Santa Fe y después lo hablaremos como mi equipo de trabajo. Recién entonces decidiremos qué hacer”.

Eso sí: no le cerró las puertas a Cipolletti. “Si no sigo en Roca, voy a estar abierto a cualquier propuesta, incluido Cipolletti. Pero descarto que deje Roca para irme a Cipolletti”, aclaró, enfático, Pancaldo.

El santafesino llegó al Deportivo Roca en agosto de 2009. Tras mantenerlo en la categoría, en la segunda temporada lo condujo hasta la final por el ascenso al Argentino A que perdió por penales ante Racing, de Olavarría. Tampoco se le dio en la segunda instancia, ante Alumni de Villa María, por la Promoción.

En lo que va de la tercera temporada, el Depo marcha segundo a buen ritmo. Los hinchas están identificados con el estilo de juego del equipo y el cuerpo técnico se siente cómodo en el club y la ciudad. Pero las crecientes dificultades económicas y la incertidumbre por el cambio de autoridades pusieron la continuidad del entrenador entre grandes signos de interrogación. Ahí aparece Cipolletti, un club que tampoco pasa por un buen momento, pero que juega en una categoría que seduce al entrenador.

Archivo

Argentino A


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora