“Sirenas de Bomberos, oídos sordos del gobierno”

Los cuarteles de Bomberos Voluntarios de toda la provincia están padeciendo una situación humillante: el gobierno rionegrino los olvida, los ignora, desconoce la inmensa tarea que desarrollan en todo el territorio provincial, cuidando la vida y los bienes de todos los rionegrinos, como ellos sostienen… ¡nada nos obliga, sólo el dolor de los demás! Es común ver a los integrantes de diversas comisiones directivas vendiendo rifas, bingos, hacer campeonatos de fútbol, práctica que es habitual en todas las instituciones intermedias, con la agravante aquí que se trata de bomberos voluntarios movidos por la necesidad imperiosa de tener al menos recursos para cargar combustible en las unidades de rescate. Según diálogo mantenido con muchos dirigentes, los atrasos en el envío de dinero llegan a los ocho meses, situación que no tiene una explicación razonable, pues los fondos que deben percibir son creados por dos leyes, la 4198 Edersa, donde cada usuario del servicio eléctrico paga la contribución destinada a Bomberos Voluntarios en el momento de abonar la factura, y la ley de Loterías y Casinos (1832), cuyo porcentaje paga cada ciudadano cuando realiza una apuesta. Estos dos canales de financiación aseguran un flujo constante, diario, y en efectivo de recursos. Sin embargo los fondos no llegan, no son remitidos, generando las protestas legítimas de cada uno de los presidentes de las diversas comisiones, y también las dudas. ¿Qué funcionario incurre en incumplimientos de sus deberes? ¿Existe en este incumplimiento provincial una malversación de fondos públicos? Los fondos están, ingresan diariamente a las arcas públicas, salvo que se destinen a tapar el déficit generado en otras reparticiones del Estado. El gobierno provincial tiene las herramientas para realizar un envío mensual, no es difícil, sólo cuestión de buena voluntad e intención de resolver el problema que el mismo Estado genera. De persistir el gobierno provincial en una utilización discrecional de los fondos de Bomberos Voluntarios, elevaremos a la Legislatura un proyecto de ley que venimos trabajando, el cual obligará al Ministerio de Gobierno y Economía la remisión automática de dichos recursos. Los cuarteles de Bomberos Voluntarios manifiestan su reclamo a través de un toque de sirena que comenzó el 17 de diciembre pasado con 30 segundos sobre el mediodía y continuará durante los próximos días con similar metodología, pero aumentando progresivamente, los cuales ya se extienden a más de un minuto. Ojalá que el gobierno provincial recupere pronto la capacidad de escuchar y resolver este legítimo reclamo. Leonardo Ballester Legislador provincial Huergo

Leonardo Ballester Legislador provincial Ingeniero Huergo


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios