Siria: la ONU halló pruebas de otra masacre



#

Los investigadores llegaron a la provincia de Hama, donde fueron los ataques.

DAMASCO.- Un coche bomba en Damasco y otro estallido en el norte de Siria dejaron ayer al menos ocho muertos, mientras que el Ejército se enfrentó con insurgentes en la capital y bombardeó un barrio de una ciudad central en un aparente apresto para entrar en él, informaron medios estatales y opositores. Una portavoz de la misión de observadores de la ONU, Sausan Ghosheh, ratificó que, según habían adelantado opositores al gobierno de Al Assad, el intento de ingresar ayer a la localidad rural de Mazraat al Qubair, en la provincia de Hama, había tenido éxito. Previamente, su colega Hassan Siklawi había informado de la intención de intentar este nuevo ingreso, después del fracaso de otro que tuvo lugar el jueves. Los observadores de la ONU iniciaron ayer las investigaciones sobre la presunta matanza de 80 personas denunciada por la oposición. Sus primeros informes hablaban de “varias casas destruidas por los bombardeos y otras quemadas, con cuerpos carbonizados en el interior”. La vocero Ghosheh aclaró que las actuaciones se encontraban en sus primeros pasos de “seguimiento y verificación”, y agregó que la localidad “estaba vacía y los observadores hablaron con los habitantes de ciudades vecinas que dieron información contradictoria”, a favor y en contra del gobierno de Bashar al Assad. Siklawi había detallado que el jueves, vehículos de los veedores habían sido atacados a tiros cuando se dirigían al lugar y obligados a retirarse. También ayer, como todos los viernes desde el inicio de la revuelta opositora contra el presidente Bashar al Assad, miles de personas realizaron protestas en distintas zonas, incluyendo las norteñas provincias de Idlib y Alepo, la sureña Dera’a y suburbios de Damasco, la capital, informaron grupos de la oposición. (Télam)

AP


Comentarios


Siria: la ONU halló pruebas de otra masacre