Sospechan de una sidrera por la mortandad de peces

Aunque aún se investigan las causas, el gobernador rionegrino opinó que el episodio podría estar vinculado al vertido de líquidos por parte de una empresa de la zona.

27 jul 2017 - 00:00

Como un hecho “preocupante” calificó el gobernador, Alberto Weretilneck, la mortandad de peces que se produjo en un brazo del río Negro, en Allen. Si bien el mandatario explicó que hay que aguardar los resultados de los estudios que se realizaron para conocer la causa, adelantó que el episodio podría estar vinculado al vertido de líquidos por parte de una empresa sidrera.

“Es preocupante y se está analizando el motivo por el cual los peces murieron, qué pasó con el oxígeno, qué producto había en ese brazo del río y después, a partir de ahí, llevar a cabo las acciones que corresponden”, manifestó ayer Weretilneck, en diálogo con el móvil de AM 70.

Pese a que desde los organismos oficiales que investigan la mortandad nadie se animó a hipotetizar sobre lo ocurrido, el gobernador deslizó una posibilidad: “En principio, por lo que observó el personal del DPA y lo que observaron los técnicos de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), estaríamos en presencia de líquidos que habrían derramado desde una sidrera. Se está analizando si fue producto de una limpieza, una negligencia o qué es lo que sucedió y qué – motivado por el bajo caudal del río más la toxicidad – llevó a esta mortandad de peces”.

La intendenta, Sabina Costa, también hizo declaraciones sobre el suceso y cuando le consultaron por la posibilidad de que la contaminación haya provenido de la creciente actividad hidrocarburífera, señaló que “es imposible porque primero y principal lo que se produce en Allen es gas”.

Personal del DPA junto con el CoCaPri continuaba ayer analizando la situación. Weretilneck afirmó que en caso de que se compruebe la responsabilidad de la sidrera, será sancionada con una multa. La única firma que opera aquí es Sáenz Briones, que posee su planta de producción de caldo en el parque Industrial. Los desechos que produce llegan al río a través de un colector que atraviesa la zona rural, al igual que otro colector que arrastra hacia el curso de un brazo del Negro los líquidos cloacales que expulsa la planta de depuración de Allen.

Héctor Geldres vive desde hace más de 40 años a pocos metros del brazo en el que se registró la mortandad. El hombre contó que el ascenso de los peces hacia el descargadero donde fueron hallados muertos, comenzó el fin de semana cuando el agua del brazo del río se tiñó de color blanco. “Fue un fenómeno como si los peces disparaban de la contaminación del brazo del río. El brazo estaba blanco”, relató.

“Se está analizando si fue producto de una limpieza, una negligencia o qué es lo que sucedió y qué llevó a esta mortandad de peces”
Alberto Weretilneck, gobernador de Río Negro
Héctor Geldres, el hombre que registró los peces muertos, dijo que ocurrió cuando el agua del brazo del río se tiñó de color blanco.
Allen

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.