Un funcionario de Bariloche quiso denunciar una situación de tránsito y quedó detenido

El subsecretario de Seguridad Ciudadana de Bariloche denunció que dos turistas caminaban por la cinta asfáltica en Bustillo "en aparente estado de ebriedad". Dijo que convocó a la policía, pero lo detuvieron a él y permaneció seis horas en el calabozo.

El subsecretario de Seguridad Ciudadana de Bariloche, Pablo Ramírez, realizó una denuncia penal contra el personal policial de la Comisaría 27 por abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y privación ilegítima de la libertad.

«Hice a denuncia penal ante la fiscal de turno Silvia Paolini por un mal proceder de los funcionarios policiales», puntualizó Ramírez.

El hecho ocurrió el lunes a las 18 a la altura del kilómetro 7 de la avenida Bustillo. «Circulaba en moto y delante mío observo que los vehículos realizaban maniobras de esquive, invadiendo el carril contrario. Al llegar al lugar, observo a dos personas que circulaban sobre la cinta asfáltica en aparente estado de ebriedad«, relató Ramírez.

Aseguró que al intentar esquivarlos con la moto, uno de ellos le tiró un manotazo. «Pude esquivarlo, pero me pareció que había que tomar cartas en el asunto como funcionario. Me bajé y los invité a correrse. Me dijeron que eran de Buenos Aires y me empezaron a increpar. Estaban muy violentos«, describió.

Ramírez llamó al 103 de Defensa Civil para pedir asistencia y ese pedido fue derivado a la Comisaría 27. «A los cinco minutos llega el personal policial. Me presento y la jefa de calle me pide que muestre mi identificación. Le expliqué que no tenía y que dependía del municipio. Le pedí que identificara a los turistas y solo me dijo: ‘A mi no me va a dar órdenes´», contó.

Según indicó, la jefa de calle ordenó su detención. «Les dije que los había convocado yo, pero nunca llegué a explicarles la situación. Me llevaron al calabozo desde las 19 hasta la una de la mañana y me trataron como si hubiera cometido un delito. La policía tiene la atribución de demorar a cualquier persona por averiguación de antecedentes y esa persona puede hacer una llamada telefónica. A mi me incomunicaron», fustigó.

Señaló que mientras permanecía detenido, el vicejefe de Gabinete, Carlos Iglesias, se hizo presente en la Comisaría. «No pudieron darle explicaciones. Según manifestaron, los turistas dijeron que un loco les había tirado la moto encima», señaló.

Este diario intentó comunicarse con el jefe de la Comisaría 27, Cristian Cortes, pero no quiso dar declaraciones. Fuentes policiales indicaron que radicaron una denuncia contra Ramírez. Según señalaron, el funcionario «habría tirado la moto encima de los turistas. Y el personal policial fue amenazado e intentó agredirlos».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios