Sospechan de la aparición de secretos nucleares

El hallazgo el viernes de los discos rígidos de computadoras con información ultrasecreta sobre las modernas armas nucleares de EE. UU., Francia, China y Rusia no despejó las dudas de que alguien manipuló los soportes para robar información. Los discos fueron hallados al lado de una fotocopiadora, en una sala que ya había sido registrada al menos dos veces por los agentes del FBI. Preocupa que la información pueda ser divulgada a grupos o países extremistas.

Washington (EFE-DPA).- La policía federal de Estados Unidos (FBI) investiga si los dos discos rígidos de PC con información secreta sobre armas nucleares fueron «manipulados» antes de ser recuperados.

Los dos discos fueron hallados detrás de una fotocopiadora en la División X del Laboratorio Nacional de Los Alamos, una zona de acceso restringido que habían sido registrados anteriormente en dos ocasiones, lo que aumentó las sospechas de los investigadores.

«Está claro que han estado en posesión de alguien que ha buscado una forma de devolverlos», declaró ayer a CNN el director del laboratorio, John Browne, aunque no pudo decir si todo comenzó como un descuido accidental o una acción criminal.

«No podemos estar seguros cuando tratamos con este tipo de secretos importantes», dijo Browne, quien sí afirmó que «ha habido un desprecio individual a las medidas de seguridad».

A la citada zona del laboratorio sólo pueden acceder 85 científicos, quienes están siendo interrogados con detectores de mentiras para intentar hallar la verdad de lo ocurrido.

Los discos duros, desaparecidos el pasado mes de mayo, contienen secretos esenciales para desactivar las armas atómicas estadounidenses, así como las de otros países como Francia, Rusia y China.

Este no es el primer incidente que levanta dudas sobre el Laboratorio de Los Alamos, donde se fabricó la primera bomba atómica en 1945 y que ha sido desde entonces uno de los centros básicos de investigación nuclear de Estados Unidos.

El año pasado, un científico de origen taiwanés fue despedido por su presunta participación en un manejo ilegal de secretos nucleares, que supuestamente habrían acabado en poder de China.

El director reconoció ayer que estaba «enojado» por este último incidente, pero aseguró su convencimiento de que «las instalaciones son seguras».

La información es clave

Los discos informáticos hallados el viernes, después de estar desaparecidos durante tres semanas, tienen información técnica sobre el diseño de las principales armas atómicas, incluyendo las de los sistemas de Rusia, China y Francia.

Esta información es usada por el Equipo de Búsqueda Nuclear de Emergencia (NEST, por sus siglas en inglés), integrado por expertos en desarmar dispositivos nucleares y acudir a incidentes con armas de ese tipo.

Pertenecen al equipamiento de una unidad especial sobre armas atómicas del Departamento de Energía encargada de intervenir en caso de incidentes con armamento nuclear, y estaban depositados en un búnker de seguridad en las instalaciones de Los Alamos.

Muchos políticos habían expresado sus temores de que estas informaciones pudieran caer en manos de terroristas, quienes podrían aprovecharlas para construir armas atómicas.

Los responsables de su supervisión suponían que el material se había extraviado en el caos provocado por un incendio forestal que arrasó esa zona el mes pasado. El laboratorio suspendió a seis empleados administrativos y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) inició un proceso para esclarecer el hecho.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios