Teatro Negro de Bulgaria en gira

El grupo recorrerá la región con una obra llena de magia.



NEUQUEN (AN).- Una extensa gira de once días realizará el Grupo Kukla, Teatro Negro de Bulgaria, por la región. El ciclo de actuaciones se inicia hoy en el cine Gama de Viedma, mañana viernes a las 21 estará en el cine teatro Sportsman de Choele Choel, el sábado en el cine de Allen y el domingo 3, a las 15, en la sala Conrado Villegas, con entradas en venta Yrigoyen 138 de Neuquén.

Prosiguen las puestas el martes 5, en Casa de la Cultura de Roca, el 6 en el teatro municipal de Cutral Co, mientras que el 7 se lo espera en el Teatro Municipal de Zapala. Otros compromisos ya firmados lo llevará el 8 de abril al centro cultural Amancay de San Martín de los Andes, el 9 en el hotel Edelweiss de Bariloche y el 10 finaliza su periplo en el centro de convenciones de Villa La Angostura.

El Grupo Kukla fue creado en el año 1988 en Bulgaria por los actores-titiriteros Antoaneta Madjarova y Krasimir Gospodinov, egresados de la facultad de Títeres de la Universidad de Teatro y Cine de Sofía, Bulgaria. Después de una larga trayectoria en los teatros profesionales de su país, giras y festivales internacionales y postgrado a través de Unima, se radicaron en la Argentina. Kukla se amplió integrando actores argentinos que trabajan con el método de las Escuelas de Títeres europeas, bajo la coordinación artística de Antoaneta Madjarova.

En la región presentarán “La música” una obra sin texto, sobre temática de los grandes compositores clásicos. Se han utilizado fragmentos de las siguientes obras: “El carnaval de los animales” (Saint Saëns), “Peer Gynt” (Grieg), “Cascanueses” (Tchaikovsky), “Rhapsody in Blue” (Gershwin), un tema de Hernán Maccagno, “La mar “(Debussy), un tema de Vangelis, “Prelude” (Prokofiev), “El lago de los cisnes” (Tchaikovsky) y “Sueño de amor Nº 3” (Liszt).

 

Lo que se verá

Una introducción de juegos con las letras que forman el título, aparecerá ni bien se descorra el telón. Este inicio hará recordar la imagen del Calidoscopio, aquel tubito mágico de la niñez lleno de imágenes y de colores que se descom

ponían al girarlo sobre si mismo.

Los cuadros que se suceden son los siguientes: “La primavera”, “La ciudad”, “El fondo del mar, y “El invierno”. En estas escenas se desarrolla una historia muy sencilla: un pequeño niño que al nacer comienza a conocer y enfrentar el mundo. Vive distintas experiencias, aprende recorriendo lugares desconocidos y finalmente encuentra a su parejita. Ella es una hermosa niña, pequeña y frágil. Los dos ya no están tan solos en el mundo.


Comentarios


Teatro Negro de Bulgaria en gira