Tigre no se confunde

Tigre tiene una doble lucha, pelea por mantener la categoría -esta semana pudo salir de la zona de la Promoción- y además es escolta de Boca, a sólo un punto. Sin embargo, Rodolfo Arruabarrena tiene en claro cuál es la meta principal de su equipo: “Hay que tener mucho cuidado, el objetivo es no descender. Hay que dejar a Tigre en Primera y zafar de todo este quilombo del promedio”. “Estamos contentos por salir de una situación, pero si nos conformamos con algunos resultados la vamos a pifiar. El domingo tenemos otra final contra Rafaela y en este último tramo del torneo un pequeño detalle te hace ganar o perder un partido. Tenemos que seguir descontando puntos, quedan 12 por disputar y es mucho”, agregó el entrenador en diálogo con Estudio Fútbol. Por último, destacó a sus dirigidos: “Estoy orgulloso de dirigir este equipo, porque dejan la piel. No es fácil estar ahí arriba sabiendo que estás jugando por mantener la categoría, la cabeza trabaja durante la semana de una manera distinta. Va a ser difícil, pero vamos muy bien”. Tigre arrancó la temporada con 82 puntos, mientras que San Lorenzo lo hizo con 99, uno más que Racing (98) y 17 más que Tigre. Hoy, tanto la Academia como el Matador están por arriba del Ciclón.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios