“Todavía queda algo de pólvora”

“Fue una etapa dura porque arrastramos un poco de cansancio. Había que cuidar la máquina y ver cómo podíamos reaccionar en el final. Demostramos que todavía queda algo de pólvora” aseguró Martín Mozzicafreddo en el cierre del parcial.

Contó: “fue una dura lucha porque buscaban bajarnos de la ola, que es parte de la competencia” y con una ventaja de 31 segundos en la etapa final “hay que ir con ellos. Son dos botes muy fuertes, sobre todo con el bote de Guerrero y Balboa que tiene mucho empuje. Habrá que cuidarse mucho, andar ahí y ver qué pasa en el final”.

El beltranense reconoció que “es una de las regatas más difíciles para nosotros, desde que supe que venían los chicos (Guerrero-Balboa) le dije a Piri (Pinta) que iba a ser muy duro”.

Por su parte el neuquino Germán Rickemberg, líder en juveniles junto a Mauro Cerda y con 44 segundos de ventaja sobre la dupla Sebastián Jocano-Facundo Cruces, admitió: “fue complicado porque no estamos acostumbrados a tanto viento y al oleaje” y reconoció: “estamos haciendo un trabajo en equipo con los otros chicos del club (El Biguá), pero al final de cada etapa cada uno por su cuenta y estamos haciendo todo lo posible para poder ganar la regata”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora