Todo repleto como en los buenos tiempos

Artesanos y microemprendedores decididos a aprovechar bien el turismo. Comercios, restaurantes, la calle Mitre y el Centro Cívico inundados de gente.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Además del regalo a los sentidos que resulta de la apreciación del formidable paisaje cordillerano, la multitud de turistas que visita la ciudad tiene la oportunidad de adquirir artesanías y manufacturas de calidad, expuestas y comercializadas por sus creadores, porque a las dos ferias permanentes se agregaron esta semana otras tres, con cientos de expositores que tientan al turista con su creatividad y precios.

El comercio estable también ofrece artesanías en plata, cuero y madera de excelente factura y originales motivos, pero en las visitas a las ferias artesanales el turista siente que es más un paseo que una salida de compras.

A Bariloche le falta mucho todavía para recobrar su mejor aspecto y el esplendor de los años de vacas gordas, pero ayer el Centro Cívico, la calle Mitre y los comercios y restaurantes céntricos estuvieron poblados como en los buenos tiempos. Y el paisaje urbano les brindó a los turistas lo que probablemente querían ver: en la plaza Expedicionarios al Desierto se encontraron con varios escultores, que a golpes de martillo, con gubias y motosierras, tallaban gruesos rollizos de ciprés y le daban rienda suelta a su inspiración.

Los chicos vendedores de lavanda y los artistas callejeros se mezclaban con los abundantes promotores de todo tipo de bienes y servicios, y hasta el acordeonista Saúl Painefil, de 11 años, se ganaba prematuramente el sustento interpretando valses y rancheras con su instrumento.

A pocos metros de allí, en la calle Independencia, más de 50 artesanos ofrecían collares, lámparas, relojes y sonadores, pero también había quien vendía sus propias poesías impresas, bulbos de tulipanes y frascos con fruta fina.

El SCUM

Otra interesante muestra se desarrollaba en los salones del SCUM, ubicados en Moreno y Villegas, porque la secretaría de Cultura cedió el espacio al grupo de Artesanas Amas de Casa, que ya en vísperas de las fiestas navideñas habían ofrecido sus novedosos productos en un local de la calle Mitre.

Al lado del SCUM está la feria Municipal permanente, que reúne a un centenar de artesanos de variadas disciplinas, y en el mismo predio se encuentra la cabaña de la Cooperativa Zuem Mapuche, donde se ofrecen los tejidos y abrigados diseños de la «gente de la tierra».

La Cooperativa reúne a las tejedoras de telar de Comallo, Maquinchao, Jacobacci, Mallín Ahogado, Chacay Huarruca, Pilquiniyeu del Limay y Bariloche y mantiene viva la cultura ancestral de los habitantes originarios de esta tierra.

Los miembros de la Asociación de Microemprendimientos Productivos en esta ocasión exponen y venden sus productos, cada día de 10 a 22, en las amplias instalaciones del ex Banco Patagonia, ubicado al 500 de la calle Mitre.

Unidos bajo la consigna «100 por ciento nacional», «cómprele a Bariloche» y «compre trabajo argentino» y en una verdadera exposición de las capacidades y potencialidades locales, los artesanos siempre hacen lugar para un nuevo socio, y lo ayudan y lo orientan en la búsqueda del crecimiento colectivo.

Originalidad

Las características más notables de esta feria-exposición residen quizá en la originalidad de los productos expuestos, en sus precios accesibles, y en que cada productor o artesano dispone de tiempo y voluntad para explicar los procesos creativos empleados. En la entrada del edificio, el dibujante Gabino Tapia ofrece sus creaciones originales, y en otros 50 stands se pueden encontrar artículos de indudable calidad.

Como en esta oportunidad la ubicación no es tan céntrica, los hijos de los microemprendedores entregan volantes en mano en las primeras cuadras de Mitre para «estirar» el centro y hacer que los turistas y residentes crucen el límite de la calle Beschedt y lleguen hasta el edificio que hasta hace poco ocupaba el Banco Patagonia.

Exitosa Expogranja de productos cordilleranos

SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- La «Expogranja Andina 2002» comenzó ayer aquí con marcado éxito. Es que en medio del paisaje natural de San Martín de los Andes, unos 50 productores exhiben el fruto de su trabajo hecho con mano casera. La ciudad está repleta de turistas que visitan las globas instaladas en plaza San Martín.

Para muchos de ellos es toda una novedad apreciar el sabor de mermeladas y dulces regionales, ahumados, cervezas y licores de producción limitada y alta calidad; panes y repostería de mano maestra horneados al pie de las montañas; animales de granja; flores y bulbosas…

La feliz iniciativa que comenzó el año pasado y se repite renovada y multiplicada , surgió de la Asociación de Fomento Rural lago Lácar, con financiamiento del gobierno provincial a través de la Secretaría de Coordinación y Producción.

El aporte de la provincia ha permitido a los productores organizar la muestra en globas bien dispuestas.

En esta segunda edición de Expogranja , que culminará el domingo, participan productores de San Martín y Junín de los Andes, Paso Aguerre, Cuyín manzano, Villa la Angostura, Picún Leufú, Zapala, Cuenca del Agrio, El Huecú, Mariano Moreno, Covunco y Aluminé.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios