Trágico choque cerca de la Salina del Gualicho

Dos muertos y cuatro heridos tras impactar un auto y un colectivo. Un bebé de un mes se salvó de milagro.

LAS GRUTAS (ASA).- Un automóvil chocó de frente con un colectivo de la empresa KO-KO que se dirigía a esta villa balnearia con el pasaje completo. Murieron dos personas en forma instantánea, cuatro resultaron con heridas de distinta consideración -uno de ellos muy graves- y un bebé de un mes que fue despedido del rodado menor, milagrosamente no tuvo ni un rasguño.

Las siete víctimas iban en el interior de un Fiat Duna crema dominio ANI 285, que cerca de las 6.15 del último día del año impactó su lateral izquierdo contra el ángulo izquierdo del paragolpes delantero del micro de línea. Los 39 pasajeros y los dos choferes salieron ilesos tras el terrible accidente pero fueron protagonistas de un hecho dantesco cuyas imágenes seguramente permanecerán por siempre en la memoria de todos los integrantes de este accidentado viaje.

El colectivo había partido de Neuquén hacia esta villa en la medianoche del miércoles. Cuando ya había amanecido y faltaban apenas 45 kilómetros para arribar a destino, se produjo la tragedia.

Por razones que se intentan establecer el Duna chocó de frente con el colectivo, sin que se registrara ninguna frenada previa. El rodado menor sufrió el impacto en su parte delantera izquierda y todo su lateral izquierdo.

Los guardabarros delanteros y traseros, ambas puertas y hasta el baúl, fueron arrancados por el choque con la punta del paragolpes que actúo como una tijera contra la chapa del automóvil.

A lo largo de más cien metros, a la vera de la ruta Nº 2 a pocos kilómetros de la Salina del Gualicho, quedaron dispersos los restos de la carrocería. Junto al Duna detenido en la banquina quedó su conductor, Juan Fabri de 47 años, sin vida. A unos seis metros permanecía el cuerpo de la joven María Belén Amado, de 22 años. Su madre y esposa de conductor, Nory Burgos, fue quien a pesar de sus lesiones y su estado de shock pudo parar un camión para pedir auxilio.

La situación en el lugar era dramática. Además de estas tres personas, en el interior del vehículo entre los hierros retorcidos estaba atrapado y conciente Alejandro Sandilo, esposo de la joven fallecida y padre de Milagros, la bebé de un mes que tras ser despedida del automóvil varios metros, fue encontrada increíblemente sin lesiones. La bebé permanece en el hospital «Aníbal Serra» mientras su padre se recupera de las lesiones recibidas. En el mismo nosocomio está Xiamara Belén Fabri, de seis años, hija del matrimonio mayor en franca y favorable recuperación.

Quien más grave está es el pequeño de tres años Facundo Melgar, hijo de María Belén Amado, quien sufrió traumatismo de cráneo con fractura, traumatismo facial y de tórax. Los golpes provocaron un hemotórax que obligó a la entubación antes de ser derivado a Viedma. En el hospital «Artémides Zatti» fue intervenido quirúrgicamente y ayer permanecía en estado crítico. El Duna viajaba desde Rawson, donde residían sus ocupantes, hacia el Alto Valle, a pasar el Año Nuevo.

Tras el choque, del colectivo descendieron algunos pasajeros que colaboraron en la tarea de rescate y contención de los heridos. Una médica fue clave en la atención de los damnificados.

Nota asociada: El costado penoso de las Fiestas: Dos menores y un bebé con heridas serias en la región  

Nota asociada: El costado penoso de las Fiestas: Dos menores y un bebé con heridas serias en la región  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios