Tras el «no», Londres postergaría el plebiscito

Gran Bretaña anunciaría hoy la postergación del referéndum por la Constitución Europea. La medida se tomaría luego de conocerse la negativa sobre el tema de Alemania y Holanda.

LONDRES (Reuters) Es probable que hoy Gran Bretaña envíe la Constitución Europea al limbo después de que los votantes en Francia y Holanda la rechazaran categóricamente.

Sin embargo, temerosos de ser el primer gobierno que declara públicamente su muerte y por lo tanto soportar la culpa de tal defunción, la jugada parece que tomará la forma de una postergación indefinida del proyecto del gobierno que despeje el camino al referendo prometido.

Una portavoz del primer ministro Tony Blair dijo ayer por la mañana que el ministro de Relaciones Exteriores, Jack Straw, haría hoy un comunicado sobre la Constitución dirigido al Parlamento, pero siguiendo el protocolo declinó aludir a su contenido.

Sin embargo, Anthony King, profesor de política en la Universidad de Essex, no ha tenido tantos reparos.

«Me sorprendería que Straw no deje claro, explícita o implícitamente, que Gran Bretaña no avanzará en los planes del referendo,» dijo a Reuters después de que los votantes en dos de los países miembros fundadores de la UE sumieran al bloque en una crisis.

«Supongo que va a dar una señal -aún cuando no lo diga con muchas palabras- de que él y el gobierno británico consideran muerta la Constitución,» aseguró.

Los favorables a la Constitución sostienen que ésta es muy necesaria para dinamizar la pesada burocracia y los procesos de toma de decisiones, mientras que sus detractores dicen que centraliza el poder en Bruselas y reduce drásticamente las posibilidades de acción de los gobiernos nacionales.

Diez países de la UE, que suman cerca de la mitad de la población del bloque, han aprobado la Constitución, pero los rechazos de Francia y Holanda han levantado dudas sobre la viabilidad de la misma.

 

Cumbre de la UE

Sondeos de opinión en Dinamarca, Portugal, Polonia la República Checa -antes favorables a la Constitución- demuestran una conmoción tras los rechazos de Francia y Holanda.

La posición oficial de Gran Bretaña, que toma el timón del bloque de 25 naciones en julio durante seis meses, es que hay que esperar hasta la cumbre de la UE el 16 de junio, que marca el fin de la presidencia rotativa de Luxemburgo.

Ese período de expectativa se mantiene más allá de una llamada el sábado tras una reunión de emergencia del presidente francés Jacques Chirac, y el canciller alemán Gerhard Schroeder, para que la ratificación se produzca a toda velocidad.

«Establecimos nuestra posición. Creemos que es necesario tener un período de reflexión antes de la discusión en la reunión del Consejo de Ministros el 16 de junio,» señaló la portavoz de Downing Street, residencia del primer ministro británico.

Blair, que ejerce su tercer y último mandato y que quiere asegurar un legado más importante que la impopular guerra de Irak, hace tiempo que declara que tiene la ambición de poner a Gran Bretaña en el corazón de Europa.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora