Tras la detención, ¿qué fue del gato de Julian Assange?

El animalito se hizo conocido a través de redes sociales y fue fiel compañero del activista australiano. El abogado defensor del detenido sostuvo que la mascota está en buenas manos.



El animalito era famoso en redes por sus excéntricas corbatas. (Foto: archivo)

Tras cuestionarse por el destino del fundador de WikiLeaks Julian Assange, la siguiente pregunta que se hizo el mundo atento a esa información es qué pasó con el gato que tenía por mascota el australiano, quien se había hecho famoso por el uso de corbatas de colores que le ponía su dueño y por su repercusión en redes sociales.

Ante la consulta de los periodistas, el abogado defensor del activista Carlos Poveda dijo que el animalito “por lo menos se salvó. Sí, fue entregado, no sé si a un amigo, pero salió ya de la embajada, posiblemente semanas antes”.

Estrella en redes. (Foto: web)

Assange, quien fue arrestado este jueves en la embajada ecuatoriana de Londres, se encontraba prófugo de la justicia desde 2012 por no haberse presentado ante un tribunal. En agosto de ese año, se refugió en la sede diplomática y adoptó al gato, que se convirtió en una figura famosa y pintoresca alrededor de todo el escándalo que rodeaba al periodista.

Según sugieren quienes lo conocen, el animal fue retirado antes del lugar para evitar que le sucediera algo ante un hecho de estas características.

El año pasado, el gato también había saltado a la fama porque el Ejecutivo ecuatoriano le había solicitado a Assange que se encargue del bienestar, la alimentación, el aseo y el cuidado de su mascota.


Comentarios


Tras la detención, ¿qué fue del gato de Julian Assange?