Tratarán el presupuesto de Roca en febrero 24-01-01

La necesidad de iniciar el año con la previsión de gastos y recursos municipales aprobados, llevó al intendente Ricardo Sarandría a pedir una sesión extraordinaria para tratar el presupuesto municipal 2001. La reunión se hará en febrero, pero el bloque justicialista adelantó que pedirá una sesión revisora para contestar las objeciones realizadas por los vecinos.

ROCA (AR).- El Concejo Deliberante de Roca analizará el presupuesto 2001 en una sesión extraordinaria que se realizará en febrero.

La necesidad de comenzar las actividades municipales con la previsión de recursos y gastos avalados por el Legislativo determinó que el intendente Ricardo Sarandría pidiera la reunión del cuerpo de concejales para su tratamiento.

A pesar de que los ediles manifestaron su voluntad de convocar a una sesión de este tipo para tratar el presupuesto, existen diferencias con respecto a la fecha en la que debería realizarse.

Por un lado, los integrantes del bloque justicialista son partidarios de llamar a una audiencia revisora para contestar los planteos realizados por los vecinos en la audiencia pública que se realizó en diciembre pasado.

En la otra vereda, la presidenta del bloque de la Alianza, Cynthia Hernández, señaló que “una nueva convocatoria demoraría aún más la aprobación del presupuesto, cuyo tratamiento se vio retrasado por el llamado a la audiencia pública”.

Es importante recordar que la mayoría de las objeciones de los roquenses se dirigieron a las cuestiones de seguridad y financiamiento derivados de la construcción del anillo vial circulatorio.

En este sentido, Hernández manifestó que se están respondiendo las notificaciones recibidas desde distintos sectores de la comunidad con respecto a este tema.

Mientras tanto, la edil adelantó que el proyecto presentado por el Ejecutivo sufrirá modificaciones relacionadas principalmente con la reasignación de algunas partidas presupuestarias aunque también se tendrán en cuenta las observaciones realizadas por los vecinos.

Al margen de las cuestiones relacionadas con el presupuesto, los miembros de los distintos bloques coincidieron en que el hecho de que este año sea electoral seguramente influirá en las decisiones y los análisis que se desarrollarán en el seno del Concejo. A

Al respecto, basta con mencionar que las diferencias entre los ediles ya se pusieron de manifiesto en las últimas sesiones del año pasado, relacionadas especialmente con la demora en la sanción de la ordenanza de taxis y la negación de los justicialistas en aprobar un endeudamiento por un millón de pesos.

A pesar de ello, cada bloque tiene definido cuáles serán las prioridades para tratar en las reuniones ordinarias que se realizarán a partir de marzo.

La elaboración de un digesto municipal, el traslado de la Colonia Penal y la intensificación de las campañas de tránsito serán algunos de los temas que conformarán la agenda de los concejales aliancistas.

Por su parte, los justicialistas volverán al ataque con el tema de la seguridad en las costas del río Negro y pedirán la revisión del convenio firmado con Edersa, por el cual la empresa se hizo cargo del mantenimiento del alumbrado público.

“Las cuestiones relacionadas con el crédito que quiere tomar el municipio para cancelar deudas pediremos que también sean analizadas. Además, una de las propuestas que presentaremos apuntará a que la comuna salga a la caza de empresas para generar más empleo”, indicó el edil justicialista, Carlos Peralta.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios