Un asesor de Carlos Soria murió en un vuelco

El abogado Rodolfo Codeká iba en una caravana con el candidato.

VIEDMA (AV)- En un trágico vuelco murió ayer un asesor y amigo personal del candidato justicialista a la gobernación, Carlos Soria. El accidente ocurrió pasadas las 15,30, unos 45 kilómetros antes de llegar a Conesa proveniente de Pomona.

El abogado Rodolfo Codeká, mayor de 50 años conducía el Gol que volcó en la averiada ruta nacional 250. El violento impacto le provocó la muerte instantánea al desafortunado conductor, quien habría quedado aprisionado en el habitáculo del vehículo por un aparente desplazamiento del motor hacia el interior del auto.

Acompañaba a Codeká el abogado Marcelo Ciancio, quien anoche permanecía en observación en el hospital de Conesa pero habría resultado ileso.

Ambos letrados residen en la Capital Federal y acompañaban ayer al candidato a gobernador por el justicialismo para compartir, en calidad de asesores, distintas reuniones que Soria tenía prevista mantener en Viedma, ciudad a la que no pudo llegar ante semejante tragedia.

Codeká trabajaba con Soria desde el `89. Desde hace unos años atendía el estudio de Soria en Buenos Aires junto con Ciancio y uno de los hijos de Soria. El abogado fallecido tenía una hija que se encuentra embarazada y una nieta. Era además sobrino del recordado actor nacional Augusto Codeká.

Según se supo, Soria se dirigía a Viedma para participar de una serie de actividades previstas para ayer y hoy junto con sus asesores, entre ellas una caravana, reuniones con distintos sectores y un programa de televisión.

El candidato viajaba con otra persona que conducía el vehículo en el que se trasladaban. Los seguía el Gol que conducía Codeká En un determinado momento el chofer advirtió por el espejo retrovisor una gran nube de tierra que se levantó en una de las banquinas y que el auto había desaparecido de la ruta.

En forma inmediata volvieron en busca del otro vehículo que estaba volcado con sus dos ocupantes en el interior.

Al resultar infructuosos los esfuerzos por retirar del lugar a Codeká, quien además estaba con el cinturón de seguridad colocado, el propio Soria se habría dirigido hasta la caminera en busca de ayuda y la ambulancia.

Según trascendió, el conductor del Gol habría muerto en forma instantánea y nada pudieron hacer los médicos al llegar al lugar Sólo se ocuparon de Ciancio, quien habría sufrido lesiones leves que no pusieron en peligro su vida.

Anoche Soria permanecía en el hospital de Conesa acompañando a Ciancio y en contacto con la familia del desafortunado abogado que reside en la Capital Federal.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora