un debut sin sobresaltos

Argentina fue de menos a más y venció a Venezuela en el Mundial de vóley de Polonia.

Empezar con el pie derecho es clave en cualquier competencia y la selección Argentina de vóley cumplió con esa premisa en el Mundial de Polonia 2014. Superó 3-0 a Venezuela, con parciales de 25-23, 25-17 y 25-19, en partido correspondiente al grupo A, que se disputó en la ciudad de Breslavia. El sexteto de Julio Velasco jugará su segundo compromiso mañana, contra Serbia, uno de los candidatos del grupo y medalla de bronce en Italia 2010. Los serbios debutaron en este torneo con una caída 0-3 ante el local, en el partido inaugural del Mundial, jugado ante 62,000 espectadores en el Nacional de fútbol de Varsovia. El equipo Albiceleste comenzó presionando con el saque y se fue soltando. Facundo Conte, que se entiende a la perfección con Nicolás Uriarte (juegan juntos en Belchatow de Polonia), sumó con el ataque. En Venezuela, el opuesto Pinerua cargó con la ofensiva e hizo que el marcador se mantuviera parejo. El peso de Sebastián Solé en la red, con dos bloqueos consecutivos, le permitió a Argentina llevarse el primer set 25-23 y sacarse los nervios del debut. La Selección continuó con su dominio en el segundo. Uriarte pudo variar la distribución del ataque, utilizó los ataques rápidos por el centro y siguió alternando con Conte y el opuesto zurdo Pepe González. El bloqueo argentino, con los centrales Solé y Pablo Crer (foto), también hizo diferencias. Venezuela, dirigido por el italiano Vincenzo Nacci, no encontró opciones para contrarrestar el ataque argentino. Arriesgó desde el saque pero también erró bastante, y Argentina logró marcar diferencias a través de esa vía. Velasco dispuso algunos cambios (Martín Ramos de entrada y Rodrigo Quiroga por Filardi promediando el set) para hacer jugar a los 12 y selló con tranquilidad un triunfo en su debut mundialista. Velasco, uno de los técnicos más exitosos en la historia de este deporte (ganó con Italia los Mundiales 1990 y 1994, cinco Ligas Mundiales y una plata olímpica en Atlanta 1996), fue el asistente técnico del coreano Young Wan Sohn en la mejor performance de Argentina en un Mundial, cuando ganó la medalla de bronce en Buenos Aires 1982. El de ayer fue su debut mundialista como entrenador principal de los criollos. Para el equipo albiceleste, el Mundial continuará mañana ante los serbios y después tendrá encuentros el jueves 4 ante Camerún, el sábado frente a Australia, seleccionado que conduce el argentino Jon Uriarte y cerrará el domingo 7 contra el local, Polonia, todos en Breslavia. Los cuatro primeros de la zona (son cuatro grupos de seis en la primera rueda) avanzarán a la segunda fase, que se dividirá en dos grupos de ocho equipos, en donde los tres mejores pasarán a las instancias finales del Mundial.

“Si no tenemos tantas equivocaciones, podemos llegar lejos en este torneo”, dijo Velasco, al finalizar el duelo en Breslavia. “Para el próximo partido tenemos que mejorar, sobre todo en el servicio”, agregó.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora