Investigan la muerte de un interno en la U11 de Neuquén

Era oriundo de Cipolletti.  Fue trasladado de Roca a Neuquén en marzo de este año. Lo encontraron ahorcado en su celda.

Un hombre que había sido trasladado a la U11 para cumplir una condena de 5 años fue hallado muerto en uno de los pabellones de celdas individuales de la cárcel neuquina.

Según la información brindada en declaraciones radiales, se trata de Franco Cisneros, de 26 años que debía cumplir una sentencia por robo agravado en Neuquén. Desde 2015 estaba en la cárcel con prisión preventiva, con periodos de fuga en los que se le sumaron causas por delitos contra la propiedad.

Tenía una condena firme en la ciudad capital y otra sentencia sin confirmar en Río Negro, por robo con otra banda. Estaba en un penal de Roca pero su abogado habia solicitado en marzo el traslado a Neuquén por la cercanía de familiares para las visitas.

El cambio a Neuquén se llevó a cabo antes de que en los penales de todo el país se suspendiera el contacto con el exterior, por la pandemia.

Su muerte se detectó entre las 18 y las 20 del viernes, durante la revisión diaria de control. Se trata de un sector de celdas individuales y dobles en las que hay una población de 90 internos.

Según indicó el director de unidades de detención de la provincia, Néstor Ibáñez, por protocolo COVID no hay contacto entre el personal de guardia y los internos. En momentos en que se les solicitó que salieran al pasillo (proceso que arrancó a las 18), otro de los alojados advirtió a la requisa que el hombre colgaba en el interior de la celda.

Ibañez dijo que se convocó al personal médico de la unidad 11 de inmediato, pero sanidad informó que el interno ya no tenía signos vitales cuando se dio la alarma.

Por la noche se hizo una inspección ocular de la celda, con la intervención de la fiscalía de turno y policia de la comisaría 20.

En el lugar se encontraron los elementos usados para improvisar una cuerda de ahorque. También se halló una carta, se informó desde la fiscalía. Por protocolo se le iba a realizar un análisis de COVID 19 y luego la autopsia, por la tarde-noche el sábado.

Se aguardaba el trabajo forense para lograr más datos sobre el presunto suicidio y descartar otras circunstancias respecto al fallecimiento.

Ibañez dijo que Cisneros habia sido trasladado en marzo desde la cárcel de Roca. En la U11 estaba en evaluación, para determinar si correspondía derivarlo a otro pabellón.

En el tiempo que estuvo en la cárcel de Neuquén había concurrido al hospital en una oportunidad por una reacción alérgica severa, describió Ibañez.

La muerte en el pabellón de la unidad derivará en una investigación interna.

Forno integró una banda en Neuquén que se realizó entraderas violentas en barrios residenciales de altos ingresos, como Gamma, zona centro, Rincón de Emilio o Salud Pública y aparentemente elegían a sus víctimas según el auto costoso y casas vistosas. De ahi el apodo de «banda Vip»

Los robos que protagonizó en Neuquén fueron posteriores a otros cometidos en Río Negro, por el que cumplía prisión preventiva en Roca. Tras una fuga de la unidad rionegrina, se unió en Neuquén al grupo que atracó en sectores acomodados: fueron atrapados y condenados en Neuquén mientras en Roca la causa aún no tenía sentencia firme y restaba ese trámite para una unificación de condenas, ambas por robos violentos, en grupo y con armas.


Temas

Neuquén U11
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Llegaste al limite de notas permitidas en el mes

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora