Una anciana fue asesinada a golpes y su marido quedó inconsciente

La principal hipótesis es el robo, aunque los investigadores no desechan totalmente un problema en la pareja

BUENOS AIRES (Télam).- Una jubilada de 80 años fue asesinada a golpes y su cuerpo fue hallado junto a su esposo de 77 gravemente herido e inconsciente en la cocina de una casa del barrio porteño de Floresta, informaron ayer fuentes policiales.

Si bien los pesquisas aún no acreditaron faltantes de dinero u otro valores, creen que el robo fue el móvil del crimen ya que la vivienda de las víctimas estaba revuelta, aunque no descartan la hipótesis de un caso de violencia de pareja.

Los investigadores aguardan que el esposo de la mujer muerta, que permanece internado, se recupere totalmente de las heridas sufridas ya que no hay otros testigos directos del hecho y hasta ayer no había aportado mayores datos sobre lo ocurrido.

Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió la tarde del martes último en una vivienda ubicada en Remedios de Escalada de San Martín 4.195, en Floresta.

El hecho fue descubierto alrededor de las 15 cuando los vecinos del barrio observaron la puerta delantera de la vivienda abierta y alertaron sobre lo sucedido a la policía.

Según las fuentes, cuando los policías arribaron al lugar encontraron al matrimonio de jubilados dueño del inmueble tirado en el suelo de la cocina: la mujer estaba muerta y el hombre, inconsciente.

La jubilada fallecida, identificada por la Policía como Leonor Luppi, de 80 años, presentaba una herida que en un primer momento se pensó que se trataba de un balazo, pero luego fue descartado por los peritos.

Los forenses establecieron luego que Luppi presentaba varias heridas cortantes en la cabeza producto de una serie de golpes, al parecer, aplicados con un elemento contundente, precisó una fuente de la pesquisa.

Por su parte, el jubilado, identificado como Antonio Rinaldi, de 77 años, fue asistido en el lugar y luego trasladado al Hospital Alvarez donde los profesionales constataron que también presentaba lesiones por golpes en distintas partes del cuerpo.

Los voceros consultados explicaron que el hombre ya está lúcido pero que aún dice no poder recordar nada sobre lo sucedido en su casa con su mujer y hasta ayer a la tarde permanecía internado en una clínica privada porteña.

En tanto, los investigadores observaron que tanto la cocina como una de las habitaciones de la casa de las víctimas estaban revueltas por lo que la hipótesis más firmes que manejan es que se trató de un robo. Sin embargo, los detectives aún no pudieron acreditar si existen faltantes de dinero u otro objetos de valor ya que las víctimas vivían solas, indicaron las fuentes.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios