Una forma de luchar contra la violencia

Niños de Bariloche se capacitaron

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La escuela Virgen Misionera renovó ayer su compromiso con el proyecto de mediación en el acto de entrega de diplomas a la totalidad de los alumnos de sexto grado, que se capacitaron durante cuatro meses para actuar como componedores en la resolución de conflictos.

«La importancia de escuchar y de ponerse en lugar del otro» es lo primero que dicen los chicos cuando se les pide que sinteticen lo aprendido. También destacan que la experiencia ha dado resultados visibles porque «hay menos peleas» en la escuela y cada año baja la cantidad de mediaciones.

En este 2005 tuvieron que intervenir en 22 casos, generalmente por peleas entre chicos aunque también debieron mediar entre una maestra y su alumna «porque se gritaban mucho». En algunos establecimientos escolares de Bariloche la mediación empezó con fuerza hace algunos años y luego languideció, otros la mantienen con pequeños grupos de alumnos interesados, pero en ningún caso con cursos completos de mediadores como ocurre en Virgen Misionera.

El proyecto institucional de la escuela hace fuerte hincapié en los talleres de convivencia y ya en sexto grad todos los chicos se capacitan en mediación. Luego les queda el último año de primaria para llevar a la práctica esa singular aptitud de «componedores» de conflictos. Tan incorporado lo tienen al quehacer diario que en la formación inicial, cuando se iza la bandera, las maestras suelen informar quiénes son los dos alumnos mediadores de turno para ese día.

Y más de una vez pasó que se olvidan de apuntar el dato y los chiquitos de primero o segundo se apuran en advertir la omisión.

Cada equipo de mediación está formado invariablemente por un chico y una chica y también allí hay una intencionalidad, «porque es la manera de asegurarse distintos puntos de vista».

Los conflictos más frecuentes tienen que ver con algún juego que termina mal, amistades que derivan en celos, o revoleos de tizas y desórdenes por el estilo.

La escuela Virgen Misionera nació vinculada a la parroquia del barrio que lleva el mismo nombre y cuyos vecinos suelen quejarse porque si salen en el diario «es por alguna cuestión policial».

Mabel Oviedo, la maestra de séptimo que trabaja con los alumnos mediadores, destacó especialmente la forma en la que aprovechan cada momento de la formación, que incluye «el estudio de los sentimientos, la necesidad de ponerse en el lugar del otro» y luego se completa con dramatizaciones para aplicar la técnica en situaciones concretas.

También varios papás se involucraron al ver los resultados de la experiencia. Comenzaron a reunirse para aprender sobre mediación y aplicarla en sus situaciones familiares. Incluso terminaron preparando micros radiales, murales y hasta una obra de teatro sobre el tema.

El interés por lo mediático está muy presente en la pedagogía de la escuela, por eso los chicos de séptimo desarrollaron el guión para un video de ficción con ambiente futbolero en el que la mediación resuelve una disputa entre hinchadas. Esperan rodarlo en breve.

Estas y otras derivaciones parecen dirigidas a acercar un poquito más el propósito que los propios chicos declaran en los afiches elaborados para el acto de ayer: «que la mediación sirva para cambiar el mundo».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios