Vecinos se quejan por plan de casas en Ferri

Dicen que la obra que construyen no es la prometida

Los adjudicatarios reclaman que las viviendas son pequeñas y que las familias son todas numerosas.
CIPOLLETTI (AC).- Después de esperar ocho años por los terrenos y tres por el inicio de la obra, las 12 viviendas comenzaron a construirse antes de Navidad. Pero el entusiasmo de los vecinos de Ferri empezó a desvanecerse en pocos días cuando se dieron cuenta de que el proyecto «nada tenía que ver» con la promesa original.

Los adjudicatarios de las casas que se construyen a la vera de las vías del ferrocarril en este barrio cipoleño, están indignados. Ayer se reunieron en la obra para dar a conocer su problemática y exigir una respuesta de parte de funcionarios de «Casa Rionegrina o el IPPV».

Según dijeron, las viviendas que se están levantando tienen en total 30 metros cuadrados, y no contemplan ni siquiera un dormitorio. «Es cocina comedor y baño. O dormimos o comemos», mencionaron con ironía.

En realidad en el proyecto está diseñado un dormitorio pero no dividido por una pared sino como parte de la misma cocina-comedor. Se supone que cada familia debe hacer la separación. Pero al ser tan reducida la vivienda, todo parece más chico, y el dormitorio queda incluido en una sola dependencia con una única división para un bañito de 1,10 por 2,00 metros.

«Nosotros estamos pidiendo que nos hagan un dormitorio grande porque la mayoría tenemos varios chicos», mencionaron los vecinos.

Algunas de las familias incluso tienen menores discapacitados que deben movilizarse en sillas de ruedas, pero esta realidad «no se tuvo en cuenta» a pesar de que, según dijeron, en varias ocasiones advirtieron esta situación a los funcionarios.

Las casas que se construyen actualmente tendrán una puerta de acceso de 80 centímetros de ancho «y no permite que entre una silla de ruedas».

El plan de viviendas que se construye en este barrio del norte cipoleño está contemplado para 24 casas en total, en terrenos individuales de 10 por 27 metros. A fin de año desde el IPPV se anunció la construcción de la primera etapa, que comprende 12 viviendas.

Los vecinos aseguraron que inicialmente les dijeron que las casas tendrían otras características, similares a las de un plan cercano que tiene 40 metros cuadrados, pero terminaron haciéndoles un pequeño proyecto «en el que el comedor y el dormitorio son una sola cosa».

El reclamo de los adjudicatarios se refuerza cuando se mencionan los costos de la obra. Según afirmaron, tendrán que abonar 200 cuotas de 74,98 pesos, «que es una barbaridad» si se tiene en cuenta las dimensiones de la casa y el tipo de material que se utilizará.

Actualmente los obreros empezaron a levantar las paredes de las viviendas, ubicadas en la calle La Alianza. También para ellos es una incertidumbre saber qué va a suceder porque ante los reclamos de la gente no se sabe finalmente cómo quedará definida la construcción. Los trabajadores contaron que ya tuvieron que modificar un hall porque los vecinos pidieron que se aprovechara ese pequeño espacio «para estirar» la única dependencia que se supone funcionará como cocina y dormitorio.

En el plano original está previsto cómo se puede ampliar la casa con dos dormitorio más en el sector posterior y un estar aledaño a la cocina.

Pero para habitarla inicialmente los vecinos piden que al menos les realicen «una habitación grande atrás».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora