Vélez se aferra a su ilusión con goles

En una estupenda actuación le bajó el copete a Rosario Central y sigue prendido bien arriba.

BUENOS AIRES (DyN) – Con un trabajo muy sólido en todas su líneas, Vélez Sársfield demostró ayer ante Rosario Central que está en condiciones de plantearle lucha por el título a los más encumbrados al propinarle una goleada por 5 a 2 a los rosarinos que dejaron su invictos.

Ahí el equipo del pelado Ischia la tenía mucho más clara. Vélez era solidaridad, marca y la salida clara con variantes que le permitieron lucirse a los de arriba, y comenzaron a liquidar un pleito, que a priori, venía muy complicado en apenas un tiempo.

Cubero y Bustos hacían el trabajo sucio de la recuperación, Sena por derecha y un estupendo Centurión por izquierda trabajaron a la par de Gracián para que a Bardaro y Nanni no les falte nada en el área de enfrente.

Fue a los 41, con un disparo desde afuera del área. A los 15, Carbonari, tomó a Nanni en el área y el goleador del campeonato cambió esa falta por gol ejecutando muy bien el tiro penal. Messera no tenía claridad.

El mellizo Gustavo protestaba y no jugaba, y Vélez en el medio se hacía cada vez más fuerte. A los 36, un exquisito tiro libre de Gracián rebotó en el travesaño y Nanni, de cabeza, se anticipó a toda la defensa y marcó el segundo. A los 42, Cubero jugó largo para Nanni que la bajó de primera para Sena y el petiso facturó el tercero. Golazo, y fiesta.

A los 44, Bardaro dejó un surco por la derecha que terminó en un centro para Gracián, anticipando a Gaona, que estampó el lapidario 4-0 parcial. Fueron 15 minutos de un Vélez a puro baile.

En el complemento, el planteo estaba cantado. Central se fue con todo en busca del milagro, y Vélez se plantó paciente a esperar alguna contra que le permitiere estirar las diferencias. La idea era tener la pelota lejos de su arco, y más allá del penal que convirtió Carbonari a los 11, el equipo de Russo fue incapaz de crearle problemas al rival.

Finalmente el quinto llegó. Fue a los 36, cuando Nanni se vistió de Gracián, le puso una pelota en profundidad a Pérez, el «Pato» metió un centro perfecto que Valdemarín, de volea, la mandó al fondo del arco de Gaona. El final llegó con la gran fiesta velezana. (AR y DyN).

Ischia quiere seguir peleando por el título

Tranquilo, feliz y medido. Así se mostró el técnico de Vélez Sársfield, Carlos Ischia, tras la espectacular goleada que le propinó su equipo al hasta ayer invicto y encumbrado Rosario Central.

«Vélez mostró contundencia en el arco de enfrente ya que en el primer tiempo llegamos 6 ó 7 veces y se marcaron cuatro goles. Para mí esta fue la mejor actuación del equipo en lo que va del torneo, y más teniendo en cuenta que Central venía entonado», manifestó Ischia.

Cuando se le consultó hasta dónde podía llegar este Vélez, el rapado entrenador dijo: «Si tenemos resto o no se develará con el correr de los partidos. Tal vez en las próximas 3 o 4 fechas que vienen se podrá apreciar mejor. Hay varios muchachos que a pesar de su juventud ya han demostrado personalidad y capacidad como para ser protagonistas del torneo».

«Mientras nos de el pellejo vamos a seguir peleando arriba y esa es nuestra ilusión», sentenció. Con respecto al clásico con Nueva Chicago de la próxima fecha, afirmó que el partido «se debe jugar en Mataderos porque es lógico ya que ellos tienen un muy buen estadio y porque así lo indica el fixture».

En tanto, el goleador de la tarde y nuevo máximo artillero del torneo, Roberto Nanni, precisó que «el equipo está madurando. Hoy (por ayer) pegamos en el momento justo, e irnos al descanso cuatro goles arriba nos dio mucha tranquilidad, aunque en esos momentos parecía demasiado. Pero hicimos méritos suficientes para ganar».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios