Violento ataque y robo a una familia de Cipolletti

Cuatro personas llegaron de madrugada a una vivienda del barrio Anai Mapu. Golpearon al dueño de casa y lo encerraron con su familia en un baño. Les robaron varios elementos y le tirotearon el auto. Dos de ellos estarían identificados.





CIPOLLETTI (AC).- Cuatro delincuentes ingresaron violentamente en una vivienda del barrio Anai Mapu de Cipolletti, y tras golpear al dueño de casa y encerrarlo con el resto de su familia en un baño, se llevaron una videocasetera, un televisor, un microondas, un equipo de música, una moto, ropas y 40 pesos en efectivo.

Pero antes de escapar, lo amenazaron de muerte por si los llegaba a denunciar, y le balearon el vehículo que estaba estacionado.

La víctima tiene un mercadito, y al parecer, los delincuentes se enojaron porque el comerciante les dijo que no vendía vino.

Recibió un culatazo en la cabeza, por lo que tuvo que ser asistido en un hospital.

«Todavía andan en la calle. Yo tengo miedo, por mi familia», dijo ayer la víctima.

El hombre abandonó su casa y su despensa, las «clausuró» con chapas y otros materiales, y ahora duerme en lugares distintos para evitar posibles agresiones de los malvivientes.

En función de la denuncia del damnificado -pidió reserva de su identidad para evitar las anunciadas represalias- personal de la comisaría 24 llevó a cabo el miércoles varios allanamientos simultáneos y recuperó parte de los elementos hurtados.

El comisario Domingo Cardozo informó que estaban esperando directivas del juez Juan Torres para proceder a detenciones.

El hecho ocurrió el martes a las tres de la madrugada, aproximadamente. El vecino dormía en su casa del barrio Anai Mapu, sector La Toma -en Lamarque y Río Neuquén- junto con su mujer y sus dos hijitos, de 3 y 9 años. Al lado tiene un mercadito de su propiedad. A esa hora llegaron cuatro sujetos pidiendo vino.

«Les dije que yo no vendía. Ahí rompieron la ventana, uno entró, abrió la puerta y entraron los otros tres. Tenían armas, uno llevaba una escopeta, y las caras casi tapadas. Me dijeron que les entregara todo, que me quedara quieto y no los denunciara. Y que si los denunciaba me iban a hacer boleta».

Un involuntario ademán brusco del vecino motivó la reacción de uno de los ladrones, que lo golpeó en la cabeza con el revólver, por lo que más tarde tuvo que ser atendido en el hospital.

Toda la familia fue encerrada en el baño. «Yo sangraba mucho por la cabeza», contó el vecino- al que le rompieron los picaportes para que no abrieran enseguida.

Pasados los primeros momentos, el hombre pudo salir y sacar a su gente del encierro y concurrió al destacamento del barrio. Lo derivaron a la comisaría 24, donde hizo la denuncia identificando a uno de los cuatro porque en un momento dado se le bajó el cuello alto con el que se tapaba la cara. En la Comisaría Judicial le mostraron fotos de prontuarios y pudo identificar a otros dos.

A las 15 del martes uno de los ladrones, ya en otro sector, en la zona de las 200 viviendas, le disparó varios balazos.

Volvió a buscar a su familia, porque tenía decidido dejar su casa «y aparecieron tres tipos. Uno se tocaba la cintura, y era uno de los que me habían asaltado. Salí, me gritaban. Yo les decía «no, no, ustedes me van a hacer algo». Y salió mi señora y les dijo que se vayan. Ahí le tiraron tres tiros al auto, uno entró por la luneta, y además le rompieron el parabrisas».

El hombre hizo otra denuncia por esta nueva agresión en la comisaría 24 y desde esa unidad se encaró una investigación que continuó con los allanamientos del miércoles.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Violento ataque y robo a una familia de Cipolletti