Vuelven los paros a los hospitales

El viernes habrá una medida de fuerza de 4 horas en Neuquén capital.

NEUQUEN (AN).- Los hospitales del área Confluencia volverán al paro el próximo viernes, según lo decidió ayer la asamblea de trabajadores realizada en el Hospital Neuquén.

La medida de fuerza fue lanzada luego de que no surgieran cambios ante un reclamo del personal, que solicitó en reiteradas ocasiones que 91 sumarios instruídos contra empleados que adhirieron a medidas de fuerza queden sin efecto.

En este planteo además incluyen que se dé marcha atrás con la recomendación de la Junta de Disciplina de la provincia, que sugirió la desafectación de seis empleados.

El paro comenzará a las 10 del viernes, y se extenderá por cuatro horas. En todos los sectores se habilitarán guardias, como en los paros del año pasado, en busca de una recomposición salarial.

Tendrá impacto únicamente en la zona Confluencia, por lo que implicará una afectación en la atención de los hospitales Horacio Heller, Bouquet Roldán, Castro Rendón, y los centros barriales.

En medio del paro, cuya convocatoria se hizo bajo el lema «Ningún sumario, ningún despido», el personal, que mantienen una prolongada disputa salarial con el gobierno que ya lleva casi dos años, concurrirá primero a la sede del ministerio de Salud.

Posteriormente, marcharán a la Dirección de Sumarios, donde están los expedientes que penalizan a los empleados.

La confección de los sumarios surgió luego de que la subsecretaría de Trabajo declarara la ilegalidad de paro de 2005, un pronunciamiento que en los centros de salud se había desconocido.

El argumento fue en su momento que la cartera laboral no tenía facultades de hacer un pronunciamiento de este tipo. El gremio ATE aduce que un convenio con el gobierno nacional que se las delegaba no fue renovado.

La semana pasada los representantes de los trabajadores quisieron entrevistarse con el gobernador Jorge Sobisch, quien preside la Convención Constituyente.

Allí, mediante terceros, el gobierno dio el mensaje de que los sumarios no avanzarían hasta que llegue de sus vacaciones el ministro de Salud, Fernando Gore.

Lejos de tranquilizar al personal, el dato desencadenó nuevas asambleas, como la de ayer a la mañana, y el paro de este fin de semana, el segundo en menos de 10 días.

En lo inmediato, el sector Salud busca que los castigos queden sin efecto. Pero ya están trabajando en un proyecto de convenio colectivo de trabajo. Quiere un debate que regule nuevas condiciones salariales y laborales.

En este ámbito Gore anunció meses atrás que se estudiaría la situación salarial de quienes no recibieron el último aumento.

El funcionario informó que la posibilidad estaba en manos de cuadros técnicos del gobierno. Luego del tema no se supo oficialmente nada más.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios