Quién es Bonadio, el juez que pidió meter presa a Cristina

Lleva más de 20 años como juez federal y conoce como pocos los pliegues del poder y, en especial, del justicialismo.

07 dic 2017 - 11:18
Comparte esta noticia

En los últimos años, Claudio Bonadio, el juez que procesó hoy con prisión preventiva y pidió el desafuero para detener a Cristina Fernández de Kirchner, en la causa que investiga el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA fue uno de los jueces que más avanzó contra funcionarios kirchneristas incluso cuando todavía estaban en el poder. Es además uno de los más denunciados en el Consejo de la Magistratura.

Bonadio allanó, por ejemplo, las oficinas de Máximo Kirchner en Río Gallegos por el caso Hotesur. Además maneja las causas por el encubrimiento del atentado a la AMIA y el dólar futuro, en las que indagó y procesó a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En esos meses de campaña electoral indagó a Aníbal Fernández , al ex titular del Banco Central Alejandro Vanoli, al ex ministro de Economía Hernán Lorenzino , pidió la captura de Ricardo Jaime, procesó a Juan Pablo Schiavi , Guillermo Moreno , Juan Manzur y Amado Boudou .

En ese momento Cristina Kirchner lo llamó por cadena nacional “juez pistolero”. Hacía referencia a un tiroteo que protagonizó el juez en 2001 cuando mató a dos ladrones que lo atacaron una noche en Florida.

También te puede interesar: Pinedo opinó sobre el pedido de desafuero a Cristina

En el Consejo de la Magistratura, el kirchnerismo no logró los votos para echarlo.

Según La Nación, es peronista y recibe en su despacho a quien lo visite con un cartel que avisa: “No se preocupe, yo tampoco llegué por concurso”.

Llegó a juez de la mano del menemismo. Fue subsecretario legal y técnico y Menem lo propuso para ser juez federal de Morón en 1993. Fue designado juez federal de la Capital en 1994. En su juventud tuvo cercanía con Guardia de Hierro en los 70 y en 1983 se acercó al Frente de Unidad Peronista. En el año 1996 Cavallo lo nombró dentro del grupo de la “servilleta” de Corach, una lista de jueces federales permeables al gobierno.

El diario asegura que tiene diálogo con referentes políticos. Supo compartir café con Jorge Bergoglio cuando era cardenal, y suele almorzar con Miguel Ángel Pichetto , operador del peronismo.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección