Bonadio procesó a Cristina Kirchner y pidió su desafuero para detenerla

Fue en el marco de la causa que investiga el presunto encubrimiento de la causa AMIA, denunciado por el ex fiscal Nisman. Los argumentos del juez.

07 dic 2017 - 09:43
Comparte esta noticia

El juez Claudio Bonadio procesó hoy con prisión preventiva y pidió el desafuero para detener a Cristina Fernández de Kirchner, en la causa que investiga el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA que se inició por la denuncia que hizo el fiscal Alberto Nisman días antes de morir, por la que también fueron detenidos hoy Carlos Zannini, Luis D’Elía y Jorge “Yussuf” Khalil.

Además, en un fallo de 365 páginas se dictó el procesamiento con preventiva y detuvo a Carlos Zannini, Jorge Khalil y Luis D’Elía, mientras que las fuerzas de seguridad buscaban a Fernando Esteche, sobre quien también pesa orden de captura.

La defensa de Esteche negociaba en los tribunales de Retiro su presentación en una comisaría porteña.

Según fundamentó Bonadio respecto de las detenciones, “es posible sostener que” Timerman, Khalil, Esteche, D’Elía, Zannini y Cristina Fernández “atento a sus vínculos, siendo la última nombrada senadora nacional electa, de continuar en libertad podrían entorpecer el accionar judicial”.

Sin prisión preventiva y por los mismos delitos quedaron procesados Eduardo Zuain, Oscar Parrilli, Andrés Larroque, Angelina Abbona y Alan Bogado.

En su fallo el juez dio por probada la “existencia de una maniobra delictiva que tenía como finalidad normalizar la relaciones con la República Islámica de Irán, a costo de provocar la impunidad de los ciudadanos de nacionalidad iraní”, buscados por el atentado a la AMIA del 18 de julio de 1994.

“Estos funcionarios del Estado Nacional, abusando de las facultades inherentes a los cargos que ocupaban, traicionaron los intereses nacionales tradicionales e históricos y los de las personas damnificadas por los atentados”, sentenció el juez.

Para ello elaboraron el Memorandum de Entendimiento con Irán y procuraron ponerlo en marcha “en miras de conseguir la impunidad de los ciudadanos de nacionalidad iraní imputados por el atentado a la sede de la AMIA y lograr normalizar las relaciones entre ambos Estados”, dice el fallo.

“Este plan fue orquestado y puesto en funcionamiento por la entonces presidente Cristina Kirchner” junto a Timerman y otros acusados, advirtió el juez.

Sobre la ex Presidenta, Bonadio remarcó que “la imputada impartía personalmente las instrucciones al resto de los imputados y, principalmente, al canciller Héctor Timerman”.

La investigación se abrió a raíz de la denuncia del fallecido fiscal federal Alberto Nisman en enero de 2015, cuando Cristina Kirchner era presidenta de la Nación.

A la actual senadora electa Bonadio le dictó el procesamiento con prisión preventiva y la embargó por 50 millones de pesos como coautora de “traición a la patria, encubrimiento agravado y estorbo” de la justicia, esto último en relación a los vínculos que aún conserva y podrían entorpecer la pesquisa.

Por ello pidió su desafuero para detenerla por considerar que puede entorpecer la investigación a raíz de sus contactos.

“Solicítese al Honorable Senado de la Nación, el desafuero de Cristina Elisabet Fernández, con el fin de cumplir con la prisión preventiva dispuesta (artículo 70 de la Constitución Nacional y artículo 1° de la ley N° 25.320)”, solicitó en un oficio enviado hoy a la Cámara Alta.

“Por lo menos a partir del año 2010, el gobierno que presidió Cristina Elisabet Fernández exteriorizó un cambio de postura política frente al caso AMIA, diametralmente opuesto al adoptado desde que ocurrió el atentado”, remarcó el fallo.

Y lo hizo al aceptar pedidos de ese país rechazados anteriormente “por tener como fin buscar una salida política a la causa AMIA y lograr desincriminar a ese estado y a los acusados por el atentado”.

Según sostuvo Bonadio, para consumar el delito se tramitó la firma del fallido Memorandum de Entendimiento entre Argentina e Irán, que fue aprobado por el Congreso Nacional pero luego la justicia declaró inconstitucional.

Para ello “nunca se le dio intervención a ninguna autoridad judicial de nuestro país vinculada a la causa AMIA, ni tampoco existieron diligencias tendientes a contar con la conformidad del Máximo Tribunal para llevar a cabo las medidas previstas en el memorando de entendimiento”, agregó.

“Las pruebas recolectadas a lo largo de la presente, demuestran que los imputados utilizaron diferentes órganos del estado -en este caso el Congreso de la Nación- para aparentar la legalidad del memorando y sus “buenas intenciones”, todo con el

propósito de conseguir la aprobación del mismo”, se sostuvo.

Para Bonadio es “a todas luces falso” sostener que el memorandum de entendimiento “nunca tuvo vigencia” porque -según recordó- Interpol agregó una leyenda a las órdenes de captura contra cinco iraníes donde se advertía de la existencia de una negociación entre ambos países.

Nisman denunció a la ex presidenta y a la mayor parte de los ahora procesados en enero de 2015, días antes de aparecer muerto de un balazo en la cabeza en el baño de su departamento de Puerto Madero.

También te puede interesar: Doñate: “Macri se lleva puesta la democracia”

Las novedades en el expediente que investiga la denuncia que hizo el fiscal Nisman cuatro días antes de aparecer muerto en su departamento de la torre Le Parc, en Puerto Madero, comenzaron en la madrugada de hoy, en Santa Cruz, con la detención del ex secretario Legal y Técnico Carlos Zannini.

Zannini, ex candidato a vicepresidente por el Frente para la Victoria en las elecciones de 2015 y actual director del Banco de Santa Cruz, fue arrestado por la Policía Federal pasada la 1 de hoy.

Al momento de ser apresado, Zannini salía de la casa de su suegra, ubicada en Perito Moreno y Mariano Moreno, donde fue subido a un auto blanco, tras declinar colocarse el chaleco antibalas y el casco que le acercaron los efectivos, y lo trasladaron a la delegación local de la Policía Federal.

Bonadio ordenó también las detenciones del líder piquetero Luis D’Elía, trámite que se efectivizó esta mañana en el domicilio del dirigente, en la localidad de Laferrere, y de Jorge “Yussuf” Khalil, señalado como nexo informal entre la Argentina e Irán, en su casa del barrio porteño de Floresta.

El ex canciller Timerman, otro de los apuntados por Nisman en su denuncia, fue procesado con prisión preventiva, pero Bonadio le otorgó el beneficio del arresto domiciliario por su delicado estado de salud.

Entre las órdenes de detención que dispuso el titular del Juzgado Federal N° 11 está la del ex líder de Quebracho, Fernando Eteche, quien estaba tratando de ser localizado.

También fueron procesados por Bonadio pero sin prisión preventiva el ex titular de la AFI, Oscar Parrilli; el diputado Andrés “Cuervo” Larroque; la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona y el ex segundo de Parrilli en la AFI, Juan Martín Mena.

Cuatro días antes de ser hallado muerto en su departamento el 18 de enero de 2015, Nisman había denunciado a Cristina Kirchner, a varios de sus funcionarios, a D’Elía, Esteche y Khalil, entre otros, por el presunto encubrimiento de los sospechosos iraníes de atentar contra la AMIA en 1994.

Fuente: Télam

Télam

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección