La copa gigante se quedó sin agua en Cutral co

Cortes de energía breves, aumento del consumo como consecuencia del intenso calor y la turbidez del río fueron los tres factores que derivaron en la restricción para la comarca petrolera.

15 nov 2017 - 09:11
Comparte esta noticia

Las temperaturas se elevaron casi de golpe y tras tres jornadas con el termómetro que se instaló en los 30° Centígrados, este martes 14 se empezó a sentir la escasez de agua entre los habitantes de la comarca petrolera. Un corte de energía en el sistema Buena Esperanza operado por el EPAS, que trae el agua potabilizada desde el río Neuquén, impidió que el servicio pudiera prestarse con normalidad desde el lunes por la tarde. Ayer, comenzaba a normalizarse.

Un corte de energía en la línea de 33 kilovatios que alimenta al ducto desde el río Neuquén y operado por el EPAS, ocurrido el lunes alrededor de las 19, detuvo el envío del agua hacia Cutral Co y Plaza Huincul.

Los cortes duraron 15 y 20 minutos, según fuentes del EPEN, que se debieron a problemas en las líneas.

En una época del año donde empezó el alto consumo -las elevadas temperaturas del fin de semana y ayer dispararon la cantidad de agua que usa cada familia- el desperfecto en el sistema eléctrico volvió a caldear los ánimos de los vecinos.

El agua a la comarca petrolera llega a través del EPAS pero la distribución en cada uno de los ejidos corresponde a los municipios.

La restricción en el servicio de ayer provocó el enojo, en especial de los vecinos de Cutral Co, quienes manifestaron que deben pagar por el consumo por más que no lo tengan. Distinto es el caso de Huincul, donde todavía no está estipulado el cobro por usuario.

En esta ocasión, se conjugaron dos factores para la falta del servicio. Desde Cutral Co, el secretario de Saneamiento y Producción, Walter Mardones explicó que debido a las lluvias de los días anteriores, se produjo mucha turbidez en el lago Los Barreales y en consecuencia, no pudo enviarse agua desde ese sistema. “Eso hizo que pare (el envío) y por ende, el ingreso de agua a la ‘Copa’ del EPAS fue de menor cantidad aunque el consumo fue el mismo”, refirió.

Luego de hacer el equilibrio del sistema para tratar de garantizar el servicio a todos los sectores, el lunes se reanudó el funcionamiento de los dos acueductos: Barreales y río Neuquén. Pero el lunes por la tarde, alrededor de las 19, se pararon las bombas del ducto en el río Neuquén por el corte de energía. Aquí fue el EPEN, el que debió solucionar el inconveniente.

“Según nos informaron, el inconveniente fue en la línea de 33 kilovatios que alimenta el acueducto y la Copa. Eso hizo que se pare el bombeo hacia la copa. Hubo un doble impacto: no vino más agua de Buena Esperanza para acá y la no distribución desde el EPAS hacia acá”, explicó.

Si bien quedaba agua en la “malla” de distribución en el ejido urbano, una vez que fue consumida, ya no hubo más líquido para repartir. Alrededor de las 21, y una vez que el EPEN volvió a energizar el sistema, se reanudó el envío del agua desde Buena Esperanza. De todos modos, una vez que se vacían las cañerías, se demora entre una hora y una hora y media en que vuelva a llenarse.

Por otra parte, durante la tarde, se debe interrumpir el envío de agua para recuperar el nivel de la reserva que tiene el EPAS, en la denominada Copa. Para ayer por la tarde, se normalizaba la provisión para los vecinos de las dos ciudades.

Cutral Co

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.