“Vamos a defender la propiedad privada con el Winchester en la cintura”

Lo dijo el empresario Nicolás Van Ditmar en el marco de una protesta que pobladores de Lago Escondido y trabajadores de Hidden Lake llevan adelante en la capital provincial. “La justicia por mano propia muchas veces es el camino”, aseveró.

28 mar 2011 - 00:00
Comparte esta noticia

“Vamos a defender la propiedad privada con el Winchester en la mano, con sangre si hace falta”, amenazó Nicolás Van Ditmar, rodeado de empleados de la firma Hidden Lake, perteneciente al magnate inglés Joe Lewis. El empresario inmobiliario, allegado al multimillonario británico, realizó estas declaraciones en el marco de una protesta que pobladores de la zona cercana al Lago Escondido y trabajadores de la firma llevan adelante en estos momentos frente al palacio de Tribunales. En el lugar, en plena plaza San Martín, hay instaladas varias carpas y se ha trasladado hasta la capital un centenar de personas y hasta caballos.

La intención es rechazar que la Justicia habilite la apertura de un acceso público hasta el Lago Escondido.

“Nos parece una injusticia, la causa está basada en una mentira, todos los que conocemos el lugar sabemos que es un camino que nunca fue público”, sostuvo Van Ditmar.

Indicó que “en el Lago Escondido hace 16 años se hicieron dos caminos a falta de uno y se quiere buscar un tercer camino y es lo que queremos defender es la propiedad privada”. Sostuvo que “el título de propiedad con el cual se adquiere ese campo es anterior a la formación de provincia de Río Negro, no le cabe la ley de tierras mediante la cual el Estado se resguarda el 5 por ciento. Al ser anterior se podría expropiar, pero no es lo que se pretende en este caso. Desde que está la empresa no existían accesos y se hicieron dos porque Lago Escondido está convencido del libre acceso a las costas, hay uno público y otro privado”.

Manifestó que “en el privado hay más de 200 mil personas registradas en los últimos seis años y

se quiere un tercer acceso, es un capricho basado en algo que no es cierto que es que era un acceso público, nunca lo fue, siempre fue privado de los Montero”

Indicó que “la razón de existir de Lago Escondido ha sido la preservación del recurso, por eso tenemos un acceso privado y uno público con controles, si se hace un acceso irrestricto perdemos la privacidad, perdemos la razón de ser, se arruina el recurso como pasó en el Nahuel Huapi o el Puelo”.

Luego concluyó que “vinimos acá para que nos escuchen. La Justicia va un día o dos y pretenden tomar decisiones. Acá están los vecinos, pobladores, los empleados y la empresa, todos para que nos escuchen. No ha importado nuestra palabra. Si este fallo va a ser como lo que quieren hacer, que tranquilicen ellos a las 200 familias”.

Y finalizó: “los Montero fueron los ocupantes hace 100 años y nunca se permitió la entrada a nadie.

Acá algunos legisladores o políticos oportunistas instalaron que un ingles privatizó un lago y se quiere robar el agua, lo que es imposible. Esto no es de un inglés sino de las 200 familias que lo trabajamos. Si el inglés pierde su privacidad o la preservación del recurso natural, es muy fácil, levanta campamento y los que vamos a quedar en la calle somos nostros. La propiedad privada se viene avasalllando más y más, vamos a resistir y si hace falta como los antiguos pobladores con el Winchester en la cintura, no van a entrar más. La justicia por mano propia muchas veces es el camino, entonces la propiedad privada todos los empleados la vamos a pelear con sangre si hace falta”.

Agencia Viedma

Fragmento de las declaraciones de Nicolás Van Ditmar a la prensa.
Cargando reproductor ...